Dupla Ortega-Maduro atrapa la atención de EE. UU.

julio 10, 2021 0 Por QPEV

Venezuela y Nicaragua… dos países que comparten varios aspectos en común, en cuanto a crisis social y política, pero que, según expertos, se distancian en el manejo económico.

Ante la cercanía de elecciones, la comunidad internacional se apresura a diseñar estrategias de presión con el objetivo de promover el respeto a las garantías constitucionales con miras a unos comicios libres y transparentes; pero ¿son suficientes los esfuerzos de Estados Unidos y la Unión Europea? 

Este año, ambos países acuden a las urnas. Mientras uno mide su fuerza en los 24 estados del país, pues el país escogerá gobernadores y alcaldes en esta contienda regional; el otro lo hace desde la Casa de los Pueblos, al medirse para un nuevo período presidencial. Pero, como es sabido, Nicolás Maduro y Daniel Ortega tienen más que una amistad entre homólogos. También, comparten su rechazo a las políticas de Washington y el Bloque Europeo que critican su forma de hacer política, la misma que ha dejado como resultado varias detenciones, desapariciones y ataques a la prensa, en las últimas semanas.

Para el presidente venezolano, su opinión ante las medidas tomadas por Washington es clara: “¿Cómo se llama eso? Robo criminal, sanciones criminales, acciones criminales de Estados Unidos de Norteamérica contra Venezuela”. Y como algo preacordado, el mandatario nicaragüense opina algo similar: “No hay un paso atrás. No habrá ni un paso atrás… solo hacia adelante, hacia adelante y hacia adelante”. Esta fue la respuesta a la solicitud hecha por Estados Unidos y la Unión Europea de liberar a los rivales políticos detenidos.

En respuesta, la comunidad internacional saca la que considera su pieza más valiosa: las sanciones. Mientras Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto varias penalizaciones a Venezuela, tanto individuales, como a su industria petrolera; Managua ha mostrado su rechazo a sanciones impuestas contra funcionarios gubernamentales, incluyendo a la primera dama; pero, ya pusieron sus barbas en remojo. En entrevista con la Voz de América, Juan González, asesor de Asuntos Hemisféricos de la Casa Blanca, dijo que “aquí lo más importante no es… el error que a veces cometemos de interpretar las sanciones como una estrategia, sino que tener una estrategia que tenga las sanciones como una opción en su ejecución”.

Una posición similar parece agradar al Bloque Europeo, como lo indicó el eurodiputado, Leopoldo López Gil, quien señaló que “no debemos esperar lo que ha sucedido en países como Cuba o Venezuela, sino que antes de que se destruyan completamente las instituciones, atajar esta situación”.

Expertos consideran que, si bien las sanciones pueden ser una carta ganadora en muchas ocasiones, no funcionan de forma aislada. Así lo dejó ver el analista del centro de pensamiento Center for Strategic and International Studies (CSIS) Antonio De La Cruz. “Tiene que ser de forma ordenada, multilateralmente. Si lo hace unilateralmente, tiene muy poco efecto; de acuerdo con el aprendizaje con Venezuela, porque consiguen cómo burlarlas”. Para Adam Isacson de Washington Office on Latin America (WOLA), “Estados Unidos tiene que tratar de aislarlos [a Daniel Ortega y Nicolás Maduro] sin incrementar o ayudarlos a mantener esa popularidad… y es difícil hacerlo. Es mejor hacerlo con muchos otros países”.

Y la razón para responder en bloque, según los analistas, es que pueden tocarse varios flancos a la vez, sobre todo porque la experiencia enseña que, en el pasado, los hechos calificados de arbitrarios por parte de la comunidad internacional se entienden como violaciones a las leyes tanto en Miraflores como en la Casa Naranja, lo que representa un cambio en las reglas del juego, y por consiguiente, un cambio en la estrategia.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.