Aseguran que el patrón de alimentación en Venezuela ha cambiado en los últimos cinco años

julio 1, 2021 0 Por QPEV

El nutricionista Pablo Hernández aseguró el miércoles que la población venezolana ha sufrido un cambio drástico en el patrón de alimentación en los últimos cinco años. 

“Normalmente esas varianzas se dan en un periodo de entre 10 y 15 años en sociedades con cierta normalidad, pero en Venezuela este cambio ha sido muy rápido”, explicó.

Expresó que la pandemia y el confinamiento por la covid-19 se sumó a otros problemas que padecían los ciudadanos para acceder a los alimentos puesto que no pueden desplazarse para buscar precios más accesibles, mientras que la escasez de combustible en territorio nacional dificulta el traslado de los comestibles. 

Durante una entrevista concedida para Unión Radio, Hernández enfatizó que el consumo de proteínas ha disminuido de manera preocupante en los hogares venezolanos. 

“Y no solo eso, también el calcio, minerales como el hierro y el zinc e incluso los mismos vegetales y frutas que aportan la tan requerida vitamina C que igual nos ayuda con la inmunidad”, dijo en declaraciones citadas por Banca y Negocios

Con respecto al abastecimiento de alimentos en el país, aseveró que Caracas se ha visto más beneficiada que el resto del territorio nacional. 

Por su parte, la directora de la Fundación Bengoa, Maritza Landaeta explicó que en Venezuela hay dos tipos de familias. 

“Hay un porcentaje pequeño de la población que puede tener acceso a todos los alimentos y hay un grupo intermedio que haciendo serios sacrificios dedica todo lo que produce para consumir alimentos”. 

Landaeta resaltó que también hay un grupo que enfrenta mayores déficits alimenticios, “es ese porcentaje de la población que realmente no puede acceder a los alimentos porque no tiene ingresos suficientes”, lamentó.

Detalló que el tema de la pobreza está ligado al problema de la alimentación en el país, por lo que acotó que “mientras no resolvamos la pobreza es muy difícil que la familia pueda lograr una alimentación adaptada a las necesidades”. 

Finalmente, sobre el consumo de proteínas como huevos, lácteos o carne, Landaeta advirtió que las personas pueden padecer anemia, puesto que no cuentan con los requerimientos necesarios, lo que a su vez genera un gran índice de desnutrición sea en niños y adultos.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó la noticia