Carlos Julio Rojas propone cruzada por la Caracas propietaria como antídoto a la ciudad comunal y violenta

Carlos Julio Rojas propone cruzada por la Caracas propietaria como antídoto a la ciudad comunal y violenta

junio 22, 2021 0 Por @jcarolinaisava

Desde el auditorio de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (APUCV) Líderes vecinales, empresarios y victimas de invasiones presentaron al país una iniciativa denominada Juntos por la Caracas Propietaria, donde describieron como una política de estado por parte de la dictadura de Nicolás Maduro la violación al derecho humano a la propiedad privada. Los participantes dieron sus testimonios como afectados resaltando a los colectivos armados apoyados por alcaldesa de Libertador Erika Farías como máximos promotores de tomas ilegales de inmuebles en la capital.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, relató cómo para los Gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, ha sido política de estado la violación a la propiedad privada y existen miles de ejemplos. “Iniciaron hace 12 años con la ilegal expropiación del Sambíl de La Candelaria, pasando por la Ley de Arrendamientos que prohibió los desalojos, fomentando que miles de personas perdieran sus propiedades, hasta consolidar para fecha solo en el norte de la capital más de 200 inmuebles invadidos”, dijo.

Rojas señaló que desde 2019 con el Censo de Vivienda y el famoso plan Ubica Tu Casa, se agudizó el problema de las invasiones, ya que colectivos y militan res del Psuv fueron los encargados de ejecutar el empadronamiento, pero en realidad tuvieron acceso a saber cuáles edificaciones se encontraban vacías en sus zonas. “Un reflejo de esto es que entre los años 2020 y 2021 usando la cuarentena como excusa más de un centenar de propiedades han sido tomadas a la fuerza. Teniendo como saldo ninguna persona detenida por este delito el cual tiene penas de 10 años de cárcel”.

El también periodista afirmó que el principal promotor de invasiones y expropiaciones en Caracas es la propia Alcaldía de Libertador dirigida por Erika Farías, la cual apoya sin pudor a los colectivos armados quienes tienen azotado el municipio tomando propiedades a punta de pistola. “Casos como el edificio Padrón donde la propia burgomaestre a través de su Síndico Procuradora, autorizó a hombres armados a robarse a punta de pistola el inmueble, dejando en la calle a 4 industrias de la parroquia San Pedro. También han invadido hoteles como el Center Sala y Venus donde un concejal de Caracas llamado Natanael Bello, usando su posición en el Concejo Municipal de mampara”, indicó.

Concluyó proponiendo como antinodo a la ciudad comunal y violenta el proyecto de una Caracas Propietaria, en el cual los comerciantes no sean vistos como criminales sino como héroes, las invasiones o expropiaciones sean un mal recuerdo y la propiedad se respeta. “El pago de servicios públicos nos garantiza tener agua, luz y gas en nuestros hogares este sueño nadie nos lo va a regalar por eso los caraqueños unidos debemos hacer honor a nuestra historia de libertadores y como leones conquistarlo en la calle luchando”.

Las víctimas levantan su voz

Roberto Orta Vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria estamos aquí para defender la propiedad privada como derecho humano fundamental  de todos los venezolanos, tenemos testimonios familias enteras que han sido despojadas de sus viviendas, empresarios que quedaron despojados de sus comercios, que quedaron en la quiebra ante la indefensión por parte de los organismos del estado como la Fiscalía General de la República.

Norma Monasterios, vecina del Edificio Mercantil El Comercio, de Quinta Crespo, Parroquia Santa Teresa, contó como desde el año 2012 padecen una situación de invasión que fue denunciada a las autoridades en su momento, incluso existe una orden por parte del organismo de Control Urbano, de demolición de las bienhechurías que los invasores han realizado en las azoteas y terrazas del inmueble, pero no ha habido ningún tipo de acción por parte de las fuerzas de seguridad pública del estado. “La casa se convirtió en una zona de guerra, ya no se puede vivir en paz (…) nos intimidan y amenazan constantemente, crean cuentas falsas en twitter para decir cosas horribles de nosotros los vecinos del edificio”.