“Hemos podido invertir lo suficiente para detener la caída y comenzar una recuperación”

“Hemos podido invertir lo suficiente para detener la caída y comenzar una recuperación”

junio 21, 2021 0 Por QPEV

El ministro del Petróleo, Tarek El Aissami, afirmó que las colas para la gasolina en Venezuela pronto desaparecerán y, además, aseguró que a finales de este año, la producción de crudo se cuadruplicará. 

El funcionario expresó que —a pesar del escenario actual— la inversión extranjera inundará al país y Venezuela volverá a situarse entre las naciones productoras del mundo.

Aunque la nación latinoamérica ha sido afectada en los últimos años por las sanciones económicas impuestas por el gobierno de Estados Unidos (EE. UU.) a la Asministración de Maduro, El Aissami afirma que Venezuela está bien encaminada a una posible recuperación, respaldada por una ley de hidrocarburos. 

“Nos bloquearon, nos sancionaron, nos robaron todos nuestros activos extranjeros. Sin ninguna financiación, con nuestro propio dinero, hemos podido invertir lo suficiente para detener la caída y comenzar una recuperación gradual”, dijo El Aissami en entrevista exclusiva con Bloomberg.

“Todo se olvidará”

El Aissami además confía en que “todo se olvidará porque hay mucho dinero por hacer para reconstruir la industria petrolera de Venezuela”, por lo que espera que los productores estadounidenses puedan regresar a la nación. 

Asimismo, reveló que algunas refinerías ubicadas en los estados de Texas y Luisiana tienen clientes para el crudo pesado de la Faja del Orinoco.

Por otra parte, El Aissami dijo que Venezuela ha vuelto a superar los 700.000 barriles diarios y elevará su producción a 1,5 millones a finales de este año. 

Según el funcionario socialista, Venezuela se encuentra en condiciones de producir 100% de la demanda nacional de combustible.

Ahora solo somos nosotros

Pero el Gobierno socialista tiene planes más amplios.

El Aissami dijo que el gobierno gastará 1.200 millones de dólares para reactivar la industria petrolera nacional. Pero eso no es ni mucho menos suficiente. Venezuela necesita capital para casi todo —perforación, recuperación de pozos marginales, procesos de tratamiento de superficie y mantenimiento—. 

El nivel de producción que podría alcanzar, y su coste, es objeto de debate. El Aissami dijo que 6 millones de barriles diarios —casi el doble del pico de producción de Venezuela a mediados de la década de 2000— es posible.

“Hemos aprendido a hacer algo de la nada. Antes, cuando un equipo de Pdvsa se estropeaba, podías agarrar el teléfono y llamar a Siemens, a General Electric, a cualquier empresa, y te entregaban uno nuevo en 24 horas. Ahora solo somos nosotros, con nuestra tecnología y nuestros ingenieros“, sostuvo. 

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó la noticia