El falso obispo que buscó Alex Saab para que iniciara una “cruzada” por su liberación

El falso obispo que buscó Alex Saab para que iniciara una “cruzada” por su liberación

junio 7, 2021 0 Por QPEV

Filipe Cupertino Teixeira sostiene un papel con la etiqueta #FreeAlexSaab que reza “Encarcelado por comprar comida para los hambrientos”. Foto: Cortesía

Filipe Cupertino Teixeira es el extraño personaje que salió recientemente al ruedo en Cabo Verde para clamar por los derechos humanos de nada más y nada menos que Alex Saab, el barranquillero sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y señalado de ser el testaferro de Nicolás Maduro. El tema curioso de este nuevo capítulo sobre la inminente extradición del colombiano es que Texeira afirma ser un obispo católico.

lapatilla.com

En un video difundido en su canal de YouTube y en el portal Notícias do Norte, Texeira habla “infelizmente” sobre el caso del “señor Alex Saab”, el cual califica como “un caso de gran conflicto político y social”.

Para Texeira, “la iglesia en sí debería estar de pie para defender los derechos de cada ciudadano en esta nación y, no solo en esta nación, sino en el mundo entero”.

Por si fuera poco, el religioso citó un supuesto problema de salud que aquejaría al barranquillero, principalmente un cáncer, razón por la cual el Tribunal de Apelaciones de Cabo Verde le otorgó en enero la medida de arresto domiciliario mientras se espera a una decisión final sobre su extradición a Estados Unidos, donde una corte federal en Miami le espera para procesarlo.

“Es un hombre de fe, es un hombre caluroso, es un hombre humanitario, es un hombre que ayuda a los dispersos, a los sin voces”, insiste Texeira, quien aterrizó hace unos días en las islas africanas junto con “el político caboverdiano Péricles Tavares y los activistas de derechos humanos Sara Flounders del Centro de Acción Internacional y Roger Harris del Grupo de Trabajo en las Américas”, según detalla Notícias do Norte.

Texeira escoltado por los “activistas de derechos humanos” mientras visita a las autoridades africanas. Foto: Cortesía

Destaca el hecho de que las organizaciones no gubernamentales antes mencionadas son de escaso o nulo reconocimiento local e internacional. Aún así, la “cruzada” encabezada por Texeira arrancó una campaña de firmas para incluirlas en misivas destinadas a Joe Biden y a las autoridades del Ejecutivo de Cabo Verde, con la única finalidad de conmover sus corazones para que detengan la deportación de Saab.

“No jugamos a la política, pero lucharemos para que se respeten plenamente los derechos humanos de todas las personas en el territorio de Cabo Verde. Porque si toleramos que nuestro país, nuestro archipiélago y nuestras islas sean utilizados para torturar, abusar, detener arbitrariamente, en nombre de algunas potencias extranjeras, Cabo Verde será el próximo Guantánamo”, menciona el grupo que defiende al sancionado colombiano.

Por último, el hombre vestido de obispo se cuestiona: “¿Qué esperamos para que se produzca la liberación ya, ahora, del señor Alex Saab?”

¿Quién es el “obispo” Texeira?

No es la primera vez que Texeira sale a la palestra pública en Cabo Verde y otras regiones de África. En abril de 2018, la Conferencia Episcopal Católica de Angola y Santo Tomé y Príncipe (Ceast por sus siglas en inglés) emitió una Q’ Pasa en Venezuela recogida por múltiples medios de comunicación locales donde se acusa a Texeira de usurpar la potestad de la Iglesia Católica Romana para “engañar y confundir a las personas menos atentas”.

Presunto ritual religioso de Texeira en Cabinda, Angola. Foto: Cortesía

La polémica surgió cuando Texeira fue descubierto celebrando eucaristías en la provincia de Cabinda, Angola. Dicho aviso de la Iglesia Católica Romana aclara que los obispos deben ser nombrados exclusiva y directamente por el Papa para dirigir una diócesis y que dicho sujeto, entonces, “utiliza de manera inapropiada las vestiduras litúrgicas”, razón por la cual los religiosos angoleños instaron a sus fieles a no participar en los rituales del falso obispo.

Ante tan tajantes aseveraciones de las autoridades eclesiásticas, solo queda preguntarse el motivo por el que Texeira insiste en catalogarse a sí mismo como obispo. Resulta que se trata de uno de los miembros de la denominada Iglesia Católica Nacional de las Américas, una organización que inició sus actividades en 2009 y es vista por el Vaticano como una “secta cismática”, es decir, una institución cristiana que, si bien comparte algunas doctrinas, difiere en otras que desde la Santa Sede todavía no se han consentido.

Texeira sorprende con una indumentaria muy distinta a la del religioso que afirma ser. Foto: Cortesía

En el caso de la Iglesia Católica de las Américas se mantiene el culto a la Virgen María, a la Santísima Trinidad o al cuerpo de Cristo, entiéndase la eucaristía, pero también se acepta la homosexualidad, el matrimonio igualitario, los anticonceptivos, la inclusión de las mujeres en el sacerdocio o, inclusive, la ruptura de los votos de castidad que sus integrantes masculinos deberían respetar si estuvieran vinculados al Vaticano.

Entre las escasas menciones a la biografía de Texeira que se pueden hallar en la web, una resalta que nació en Angola pero es fundador de la “Orden Franciscana de San José Cupertino”, además de adjudicarse la “Diócesis de San Francisco de Asís” que pertenece a la ya mencionada Iglesia Católica de las Américas tras ser encargado como “obispo” el 24 de noviembre de 2011.

Texeira en Estados Unidos. Foto: Cortesía

Su labor como misionero de Dios se concentraría en Boston, Massachusetts, desde donde se afirma que trabaja con inmigrantes y refugiados, de los tantos que ingresan a Estados Unidos todos los años en busca del “sueño americano”.

¿Será que el “obispo” Texeira realmente consumó el acercamiento de Alex Saab hacia la Providencia o simplemente se trata de una treta más para enturbiar el caso del barranquillero en los tribunales africanos y extranjeros?

Más allá de las dudas, aquí está la reacción de Saab ante la llegada de la delegación de Texeira a Cabo Verde:

Mis hermanos y hermanas, no puedo decirles lo conmovido y eternamente agradecido que estoy por su apoyo y sus expresiones de buena voluntad. El hecho de que se haya tomado un tiempo de su apretada agenda para llamar la atención sobre la injusticia que se me ha hecho es increíble y muy generoso.

Solo puedo esperar que el presidente Biden y todos sus asesores y, especialmente la gente del DOJ, estén observando y finalmente despertando a la devastación que sus sanciones ilegales y bloqueo político que han perpetrado contra el buen pueblo de Venezuela.

Soy un diplomático designado legalmente, como usted ha reconocido. Mi detención es ilegal y arbitraria según cualquier lectura del derecho internacional y así lo confirmó el Tribunal de Justicia regional de la CEDEAO el 15 de marzo. De manera decepcionante, Cabo Verde ha optado por ignorar la decisión vinculante del tribunal de la CEDEAO y el hecho que el tribunal tiene jurisdicción para tratar el asunto. El hecho de que Cabo Verde desee ahora incumplir los tratados internacionales que ha firmado debería ser una advertencia para todos los futuros inversores del país y para cualquiera que piense que Cabo Verde es un socio estable a largo plazo.

Espero reunirme con el obispo Texeira y sus otros colegas que forman parte de la delegación que se dirige a Cabo Verde.

No puedo ver los videos que han producido, pero he escuchado que son simplemente increíbles y me gustaría agradecerles una vez más desde el fondo de mi corazón por su valentía, sus palabras y hechos de apoyo y espero poder agradecer a todos en persona en un futuro muy cercano.

Gracias, muchas gracias.