Intel advierte de que la escasez de semiconductores podría durar varios años

junio 1, 2021 0 Por @jcarolinaisava

FOTO DE ARCHIVO: Se muestra un chip Intel Tiger Lake en una conferencia de prensa de Intel durante el CES 2020 en Las Vegas, Nevada, EE. UU. El 6 de enero de 2020. REUTERS / Steve Marcus / Foto de archivo

La crisis mundial de semiconductores ha llegado para quedarse, al menos por un tiempo. El presidente ejecutivo de la estadounidense Intel, Pat Gelsinger, ha advertido este lunes de que la escasez mundial de chips podría tardar varios años en resolverse, con el consiguiente efecto que este hecho tendría para las cadenas de producción a nivel mundial (las tensiones ya se han notado con fuerza en el sector del automóvil o en el de la electrónica de consumo, entre otros).

lapatilla.com

Durante su intervención telemática en la feria comercial Computex de Taipei (Taiwán), Gelsinger ha incidido en que el incremento del teletrabajo en plena pandemia ha provocado un “ciclo de crecimiento explosivo en semiconductores” que ha ejercido una gran presión a nivel global.

“Pero aunque la industria ha tomado medidas para abordar las limitaciones a corto plazo, aún podría llevar un par de años que el ecosistema aborde la escasez de capacidad, sustratos y componentes de fundición”, ha añadido. El directivo ya había advertido en una entrevista a The Washington Post que el problema tardaría “un par de años” en disminuir.

“Pero aunque la industria ha tomado medidas para abordar las limitaciones a corto plazo, aún podría llevar un par de años que el ecosistema aborde la escasez de capacidad, sustratos y componentes de fundición”, ha añadido. El directivo ya había advertido en una entrevista a The Washington Post que el problema tardaría “un par de años” en disminuir.

Intel prevé comenzar a producir chips dentro de seis a nueve meses para abordar la escasez en las plantas de automóviles de Estados Unidos, dentro del plan de 20.000 millones de dólares (alrededor de 16.401 millones de euros) que la compañía anunció el pasado mes de marzo. El plan incluye la apertura de dos fábricas en Arizona. “Planeamos expandirnos a otras ubicaciones en EEUU y Europa, para garantizar una cadena de suministro de semiconductores sostenible y segura para el mundo”, ha zanjado Gelsinger.

La hoja de ruta de Intel prevé poner fin al reinado absoluto de dos países, Taiwán y Corea del Sur, en el mercado mundial de chips. Los gigantes Taiwan Semiconductor Manufacturing TSM y Samsung Electronics fabrican actualmente los chips más avanzados, con una cuota mundial que supera de lejos el 70%. Las dos compañías dominan, así, el panorama internacional.

Vía Reuters