“Sospechosamente” se quedan sin electricidad las nuevas centrifugadoras nucleares de Irán

“Sospechosamente” se quedan sin electricidad las nuevas centrifugadoras nucleares de Irán

11 abril, 2021 Desactivado Por

La instalación nuclear subterránea de Natanz, en Irán, se quedó sin electricidad este domingo apenas unas horas después de poner en marcha nuevas centrifugadoras avanzadas capaces de enriquecer uranio más deprisa.

Se trata un nuevo incidente en el complejo, en medio de las negociaciones de Teherán con potencias internacionales sobre su maltrecho acuerdo nuclear.

Mientras las autoridades iraníes investigaban el apagón, muchos medios israelíes ofrecían reportes similares sobre que un ciberataque había dejado Natanz a oscuras y dañado una instalación que acoge las sensibles centrifugadoras. Aunque los reportes no identificaban a sus fuentes, los medios israelíes mantienen una estrecha relación con el Ejército y las agencias de inteligencia del país.

Si Israel provocó el apagón, el suceso agrava las tensiones entre dos países ya envueltos en un conflicto indirecto en todo Oriente Próximo.

También complica los esfuerzos de Estados Unidos, el principal socio de seguridad de Israel, de reincorporarse al acuerdo nuclear, que pretendía limitar el programa iraní para que no pudiera obtener un arma nuclear si así lo deseaba. Mientras se conocían las noticias sobre el apagón, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, aterrizaba el domingo en Israel para reunirse con el primer ministro del país, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Defensa, Benny Gantz.

Todo el complejo de talleres en superficie y salas subterráneas de enriquecimiento de uranio se quedó sin electricidad, indicó a la televisión estatal Behrouz Kamalvandi, portavoz del programa nuclear civil iraní.

“Aún no conocemos el motivo de este corte eléctrico y debemos investigarlo más”, dijo Kamalvandi. “Por suerte, no se produjeron daños o víctimas y no hay un problema particular de contaminación”.

Malek Shariati Niasar, parlamentario y vocero del comité de energía del parlamento iraní, escribió en Twitter que el suceso era “muy sospechoso” y planteaba temores a un posible “sabotaje e infiltración”. Los legisladores también investigaban detalles del incidente, señaló.

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó la noticia