Exclusiva ND | Ana R. Contreras: Cantidad de trabajadores de la salud que se han vacunado es un ‘secreto de Estado’

Exclusiva ND | Ana R. Contreras: Cantidad de trabajadores de la salud que se han vacunado es un ‘secreto de Estado’

8 abril, 2021 0 Por

La presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, indicó que el plan de vacunación «no es expedito, pues miles de trabajadores del sector salud no lo conocen».

La representante del gremio declaró vía telefónica a ND que «para hablar de un plan expedito de vacunación, habría que conocerlo. Al igual que miles de venezolanos y trabajadores de la salud, no sabemos en qué consiste el plan de vacunación de la gestión de Nicolás Maduro».

«Un plan de vacunación necesita objetivos, estrategias, establecer el alcance, las metas y cumplir según los protocolos establecidos con la Organización Mundial de la Salud; pero sobre todo, ser transparente», expresó Contreras.

Enfatizó que no se ha presentado la estadística de enfermeras vacunadas, y que se ha convertido en un «secreto de Estado» la cantidad de profesionales de la salud que han recibido la vacuna.

Demandó que ante el déficit de trabajadores de salud que hay en el país, debe ser prioridad inmunizar al gremio que ha contabilizado un total de 442 fallecidos por covid-19.

«Nada más para vacunar a los 450 mil empleados del ministerio de salud, se necesitan 900 mil vacunas. Y si incluimos a todo el sector, se necesita al menos 4 millones de vacunas para atender a los 2 millones de trabajadores», hizo hincapié.

Déficit de personal por migración laboral

La presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas asegura que es difícil cuantificar el número de trabajadores en la red hospitalaria y ambulatoria de Venezuela. Ubica como principal razón a que «trabajadores médicos, enfermeras, bioanalistas, odontólogos, nutricionistas, cardiólogos, personal obrero, personal administrativo han buscado otras ocupaciones para tratar de tener mayores ingresos».

Aclaró que la demanda es «altísima», pues una enfermera atiende hasta 40 pacientes, cuando cada nodriza debe atender máximo cuatro.

«Por número de habitantes debería haber 120 mil profesionales de enfermería, pero ha disminuido por las condiciones de trabajo y los ingresos salariales. En los centros hospitalarios y de atención en el territorio el personal de enfermería es menor a 40 mil. Con un sueldo de 6 dólares mensuales que no cubre la canasta básica que se encuentra cerca de los 300 dólares», resaltó.

«Desde el 2015 hasta el 2020 hemos tenido un gran porcentaje de personal que ha buscado otras ocupaciones para tratar de tener mayores ingresos que les garantice mejorar su calidad de vida. Generando un déficit importante de trabajadores de la salud, en el marco de esta pandemia que azota al país, se hace más visible por el volumen de personas que a diario solicitan asistencia médica, y que lamentablemente se encuentran con unos hospitales totalmente colapsados, con unidades cerradas por falta de personal», sostuvo.

Declaraciones de Alvarado

El ministro de Salud de Venezuela, Carlos Alvarado indicó el lunes que el programa de vacunación contra el covid-19 desplegado en el territorio nacional estaba desarrollándose «de manera expedita».

«Estamos desarrollando la vacunación de manera expedita, de manera rápida», fueron las palabras de Alvarado durante una transmisión televisiva, durante la llegada al país de 16 toneladas de material médico proveniente de China.

De acuerdo con el funcionario, a Venezuela han llegado más de 800 mil dosis, con las que se vacunaron a 200 mil trabajadores sanitarios de «la primera línea» de combate contra la covid-19, un dato del que discrepa el gremio de la sanidad. Datos de los que no se tiene mayor información.

Contreras aclara que «la meta de un Estado consciente debe ser que todos los habitantes (o al menos el 80%) tengan acceso a la vacuna, para que se inicie una inmunización en rebaño».

«Sabemos que la existencia mundial de vacunas es escasa, por eso la OPS establece el mecanismo Covax para permitirle el acceso universal a la vacuna a todas las personas». Contreras concluye diciendo que «a causa de la polarización política se ha dejado de lado los intereses que debe tener la preservación de la vida».