Enrique Ochoa Antich suena a opositor pero es colaboracionista

Enrique Ochoa Antich suena a opositor pero es colaboracionista

12 marzo, 2021 Desactivado Por

En reciente escrito en Aporrea Enrique Ochoa Antich trata de diferenciar lo que él llama oposicionistas del verdadero opositor (él). Lo hace con un candor que demuestra sinceridad, lo cual respeto.

El problema es que sus argumentos a favor de lo que él define como un verdadero opositor, (es decir, él), suenan mucho más a colaboracionismo que a verdadera oposición. De lo que él escribe podemos derivar su código de conducta frente al régimen de Nicolás Maduro, el cual continúa con el saqueo y la entrega de la Nación a los cubanos que iniciara Hugo Chávez.

El verdadero opositor, nos dice Ochoa Antich:

1. Se opone al proyecto autoritario, estatista y populista del chavismo-madurismo, pero no teme, en determinadas circunstancias, coincidir con él cuando convenga al pueblo y al país…

Mi comentario: Sr. Ochoa, ¿Cuándo ha existido una confluencia de intereses entre el victimario y la víctima? Denos algún ejemplo.

2. Procura un lenguaje respetuoso con el adversario porque sabe que lo cortés no quita lo valiente…

Mi comentario: Utilizar un lenguaje respetuoso con el régimen de Maduro, uso que concedería la existencia de una igualdad moral con la pandilla de delincuentes, es propio de colaboracionistas, Sr. Ochoa Antich. Con asesinos, machistas, narcotraficantes, ladrones y traidores a la patria no es apropiado utilizar un lenguaje respetuoso. Es necesario un lenguaje altivo y digno. Eso sí, nunca vulgar, porque ello sería igualarnos hacia abajo con la basura chavista.

3. Habla con todos, incluyendo al gobierno…

Mi comentario: Hablar con todos, sí, menos con los criminales, porque ello equivale a validarlos como interlocutores. No se puede estar semi-embarazado, Sr. Ochoa Antich.

4. Sabe que la verdadera valentía está en la prudencia y la moderación….

Mi comentario: Prudencia y moderación son actitudes loables pero no cuando el país ha estado por 20 años sujeto a las indignidades, crueldades y humillaciones de los bárbaros del régimen. Seguir hablando de prudencia y de moderación después de años de sufrimiento a manos de la bestia chavista equivale a apaciguamiento.

5. Sabe que al poder se accede a través de un proceso progresivo de fuerzas, para lo que ocupa espacios aquí y allá, comprende que cualquier salida democrática debe incluir y no excluir a sus adversarios, valora las manifestaciones diversas dentro del chavismo-madurismo y busca en él interlocutores democráticos…

Mi comentario: este párrafo encajaría bien en una sociedad democrática, donde la alternancia en el poder es lo normal, en la cual hay adversarios pero no victimarios. Esto no es lo que existe en Venezuela donde el poder está en manos de criminales ejerciendo el poder de manera ilegítima, tanto de origen como de comportamiento. Vive usted, Sr. Ochoa Antich, en un mundo de fantasía, lo cual me parece incomprensible dada su inteligencia

6. Vota siempre….

Mi comentario: Votar bajo un sistema sin transparencia, controlado por el régimen, no es un acto democrático sino un acto de genuflexión. Basta de liderazgos invertebrados que nos conducen a la esclavitud.

7. Sabe que si se audita por azar el 52 % del voto manual contra las actas electrónicas de las máquinas y si sus testigos están presentes (como en 2015) en la mayoría de las mesas electorales, el fraude no es posible…

Mi comentario: A usted lo enterrarán en urna blanca. Hasta Smartmatic se rebeló en contra del fraude electoral sistemático llevado a cabo por el régimen.

8. Dialoga siempre…

Mi comentario: el diálogo es una indispensable herramienta entre seres civilizados, entre humanistas y entre quienes difieren en opinión pero están animados de similares deseos de prosperidad y de bienestar para sus pueblos. Pero, ¿dialogar con Maduro, con Jorge Rodríguez, con Tareck El Aissami? Ello no sería un diálogo sino una entrega.

9. Promueve protestas sólo pacíficas y se relaciona con la Fuerza Armada en su conjunto, reconociendo sus realidades políticas internas, y aspira tener con ella una relación de respeto institucional, dentro del marco de la Constitución…

Mi comentario: ¿Relación de respeto con la Fuerza Armada? ¿Dentro del marco de la constitución? Usted delira, Sr. Ochoa Antich. Las llamadas Fuerzas Armadas venezolanas, hoy muertas y podridas, abjuraron de su defensa a la constitución y se han dedicado a saquear al país durante 20 años. Esto está a la vista. Hoy en día muchos de sus miembros son narcotraficantes, contrabandistas, socios de las guerrillas colombianas, vulgares y deshonestos contratistas de las empresas del Estado. ¿De qué relación de respeto con una institución prostituida puede hablar usted, Sr. Ochoa Antich?

Sr. Ochoa Antich: Creo que usted es sincero en sus planteamientos. Pero ello lo hace aún más peligroso. Usted se ha ido convirtiendo de manera insidiosa en un colaboracionista del chavismo, como lo fue Lindbergh del nazismo; en un abogado del apaciguamiento como lo fuera Neville Chamberlain de Hitler; en un posible miembro de un gobierno a lo Vichy, en el molde de Pétain y de Laval. Todos ellos pensaron que eso era lo que debían hacer.

Sr. Ochoa Antich: como creo que usted dice lo que dice por estar honestamente convencido de ello me tomo el tiempo de escribirle estas notas. Si usted fuera un Escarrá más no perdería mi tiempo con usted, pero usted representa una Venezuela que se ha ido convirtiendo, con la mejor de las intenciones, en un triste apéndice de la tiranía.