Denuncian que policías municipales de La Guaira cobran multas de $ 20 «sin razón alguna»

Denuncian que policías municipales de La Guaira cobran multas de $ 20 «sin razón alguna»

4 marzo, 2021 Desactivado Por

El periodista Ray Alvarado denunció este jueves que mientras él y su familia bajaban a La Guaira hoy, policías municipales les detuvieron y querían cobrarles multas de 20 dólares sin «alguna razón» pese a que tenían todos los documentos al día.

Alvarado relata en Twitter que como pidieron una explicación razonable por la detención, querían retenerles los documentos de identidad y circulación, además del carro.

«Pudimos mediar a través de contactos y nos dejaron ir y no tuvimos que pagar la multa», comentó.

En ese sentido, revela que antes de irse les recordaron a los oficiales que hay un lapso de tiempo para cancelas multas; sin embargo, estos insistieron en que debían pagarles en dólares o por pago móvil.

«Todo este proceso es ilegal. Denuncien estas irregularidades», instó el comunicador.

Otras denuncias

Son varias las denuncias de extorsión en alcabalas por parte de funcionarios de seguridad. El martes el director de FundaRedes, Javier Tarazona, compareció ante el MP para consignar «elementos de las actuaciones» de efectivos policiales y militares en alcabalas ilegales para «extorsionar a la población».

«Hemos comparecido ante el MP con el propósito de consignar elementos de las actuaciones de cuerpos policiales y militares que en el uso de alcabalas móviles ilegales e inconstitucionales siguen afectando a la población venezolana», explicó Tarazona.

El abogado defensor de DDHH, Rafael Narváez, también hizo denuncia sobra las «alcabalas fantasmas» ya que atentan, a su juicio, contra los derechos humanos de los ciudadanos.

Narváez expresó que los cuerpos de seguridad del Estado, por la falta de supervisión y evaluación de sus superiores, siguen desviando su verdadera función policial para convertirse en adversarios del pueblo montando «alcabalas fantasmas» con vestimenta al margen de la ley para «la matraca, el rebusque y extorsión» contra los ciudadanos que transitan en vehículos, motos y transporte en general.

Advirtió sobre el riesgo que corre la ciudadanía por el comportamiento «reprochable» de tan cuestionados cuerpos de seguridad como la Faes, GNB, Sebin y Dgcim, ya que «no tienen miramientos para violar sistemáticamente los derechos humanos con total impunidad».

«Estamos en presencia del mayor grado de descomposición de los cuerpos de seguridad del Estado», puntualizó.