Pedro Sánchez condenó la violencia y rompió su silencio sobre el caso de Pablo Hásel

Pedro Sánchez condenó la violencia y rompió su silencio sobre el caso de Pablo Hásel

20 febrero, 2021 0 Por

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (EUROPA PRESS/E. Parra)

El jefe de gobierno español, Pedro Sánchez, condenó este viernes “toda forma de violencia” rompiendo el silencio que observaba desde el martes, mientras se registraron nuevos altercados, sobre todo en Cataluña, motivados por la encarcelación de un rapero.

Barcelona y Girona, en Cataluña, región natal del rapero Pablo Hasél, concentraban la movilización para pedir su libertad.

“La violencia es un ataque a la democracia. En consecuencia, el gobierno de España hará frente a cualquier tipo de violencia”, afirmó el dirigente socialista, en un acto en la región de Extremadura (oeste), rompiendo un silencio criticado por la oposición de derecha.

En torno a unos 2.000 manifestantes, según la prensa, volvieron a pedir este viernes “libertad” para Pablo Hasél en Barcelona, y algunos lanzaron botellas a los agentes que acordonaban la sede de la Policía Nacional en Barcelona, antes de que individuos con el rostro cubierto empezaran a romper vitrinas de las agencias bancarias y comercios de la ciudad, que fueron saqueados, según la policía.

“Es una vergüenza, porque los comerciantes no tenemos nada que ver”, se lamentó a la AFP Joan, un hombre de 61 años que no quiso dar su apellido.

En Girona, los manifestantes atacaron una agencia bancaria y lanzaron mobiliario urbano contra la policía.

Tres personas fueron detenidas, una en Barcelona y dos en Girona, según la policía.

En total, cerca de un centenar de personas han sido detenidas desde el martes y varias heridas, entre ellos una joven de 19 años que perdió un ojo en Barcelona, probablemente por una bala de goma de las fuerzas de seguridad cuando intentaba lanzarles una piedra.

La condena del rapero ha puesto en un aprieto al gobierno de Sánchez ya que algunos dirigentes de su socio Podemos, (izquierda radical), han dado su apoyo público a los manifestantes.

“En una democracia plena, y la democracia española es una democracia plena, resulta inadmisible el uso de cualquier uso de violencia”, dijo el presidente del gobierno Pedro Sánchez en una mensaje a su socio de coalición.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, que también es vicepresidente segundo del ejecutivo, había asegurado la semana pasada que en España no hay una “democracia plena”.

El sábado está prevista una nueva movilización política en Madrid, donde los altercados del miércoles fueron calificados por el alcalde conservador José Luis Martínez Almeida de “guerrilla urbana”.

En unos días, Pablo Hasél se ha convertido para muchos en el símbolo de la libertad de expresión en España tras su condena a nueve meses de cárcel por enaltecimiento del terrorismo en unos tuits donde calificaba al rey Juan Carlos I de “mafioso”, elogiaba personas implicadas en atentados y lanzaba duras acusaciones contra la policía.

Su caso generó un debate sobre la libertad de expresión en el país, que ya ha registrado antecedentes similares como el del rapero Valtonyc, que huyó a Bélgica en 2018 para evitar entrar a prisión.

El ejecutivo socialista se comprometió a revisar el código penal para evitar que este tipo de delitos conlleven penas de prisión.

“La democracia española tiene una tarea pendiente, que es ampliar y mejorar la libertad de expresión”, reconoció Sánchez en su discurso.

AFP