Mujeres y niños migrantes son más vulnerables para la trata de personas

4 febrero, 2021 Desactivado Por

Winiffer Martinez

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) publicó su más reciente informe donde señala que los niños migrantes son más vulnerables para la trata de personas.

El Informe global sobre la trata de personas muestra que los traficantes se dirigen especialmente a los más vulnerables, como los migrantes y las personas sin trabajo. “Es probable que la recesión inducida por COVID-19 exponga a más personas al riesgo de trata”,  indicaron.

Migrantes venezolanos

Debido a la emergencia humanitaria compleja, desde 2014 (aproximadamente) el flujo migratorio del venezolano se mantiene alto. La Plataforma de Coordinación de Refugiados y Migrantes calcula que hay cerca de 5.442.000 millones de venezolanos víctimas de la migración forzada.

Además, para 2020, la ONG Cecodap informó que había 839.059 niños venezolanos alejados de sus padres por la migración forzada; en 2019, la cantidad de niñez dejada atrás era de 943.117 niños, niñas y adolescentes.

“Millones de mujeres, niños y hombres en todo el mundo están sin trabajo, sin escolarizar y sin apoyo social en la continua crisis de Covid-19, lo que los deja en mayor riesgo de trata de personas. Necesitamos acciones específicas para evitar que los traficantes criminales se aprovechen de la pandemia para explotar a los vulnerables ”, dijo el Director Ejecutivo de UNODC, Ghada Waly.

Perfil de las víctimas

Las víctimas femeninas siguen siendo los principales objetivos de la trata de personas. Por cada 10 víctimas detectadas a nivel mundial en 2018, aproximadamente cinco eran mujeres adultas y dos eran niñas. Alrededor del 20 por ciento de las víctimas de la trata de personas eran hombres adultos y el 15 por ciento eran niños pequeños.

En los últimos 15 años ha aumentado el número de víctimas detectadas, mientras que su perfil ha cambiado. La proporción de mujeres adultas entre las víctimas detectadas se redujo de más del 70% a menos del 50% en 2018, mientras que la proporción de niños detectados aumentó, de alrededor del 10% a más del 30%. En el mismo período, la proporción de hombres adultos casi se ha duplicado, de alrededor del 10% al 20% en 2018.

En general, el 50% de las víctimas detectadas fueron objeto de trata con fines de explotación sexual, el 38%  fueron explotadas para trabajos forzados, el 6% fueron sometidas actividades delictivas forzadas, mientras que el 1% fue obligado a mendigar y en menor número a matrimonios forzados, extracción de órganos y otros fines.

Los perfiles de las víctimas difieren según la forma de explotación. En 2018, la mayoría de las mujeres y niñas detectadas fueron objeto de trata con fines de explotación sexual, mientras que hombres y niños fueron principalmente objeto de trata para trabajos forzados.

Perfil de los victimarios

A nivel mundial, la mayoría de las personas procesadas y condenadas por trata de personas siguen siendo hombres, con alrededor del 64 y el 62% respectivamente. Los delincuentes pueden ser miembros de grupos de delincuencia organizada, que trafican con la gran mayoría de las víctimas, a individuos que operan por su cuenta o en pequeños grupos de manera oportunista.

Los traficantes ven a sus víctimas como mercancías sin tener en cuenta la dignidad y los derechos humanos. Venden a otros seres humanos por un precio que puede oscilar entre decenas de dólares estadounidenses y decenas de miles. Las grandes organizaciones criminales obtienen los ingresos más altos.

Los traficantes usan la tecnología en su modelo de negocio en cada etapa del proceso; desde el reclutamiento hasta la explotación de víctimas.

Los traficantes se acercan a muchos niños en las redes sociales y son un blanco fácil en su búsqueda de aceptación, atención o amistad.

La UNODC ha identificado dos tipos de estrategias:

“Caza”: involucra a un traficante que persigue activamente a una víctima, típicamente en las redes sociales.

“Pesca”: los perpetradores publican anuncios de trabajo y esperan que las víctimas potenciales respondan.

El informe revela cómo internet permite a los traficantes transmitir en vivo la explotación de sus víctimas, lo que permite el abuso simultáneo de una víctima por parte de muchos consumidores en todo el mundo.

Victimas son explotadas en su propio país

Sobre la base de los datos recopilados de 148 países, la UNODC pudo registrar 534 flujos de trata diferentes en todo el mundo. Explican que las víctimas suelen ser objeto de trata dentro de áreas geográficamente cercanas.

Un ejemplo típico es el de niñas reclutadas en un área suburbana y explotadas en moteles o bares cercanos. A nivel mundial, la mayoría de las víctimas son rescatadas en su propio país de origen.

El informe mundial sobre la trata de personas es elaborado por la UNODC cada dos años, para informar una respuesta eficaz a este crimen y colocarlo dentro del contexto de la Agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU.

La edición de 2020 incluye datos de la base de datos más grande del mundo sobre víctimas de la trata, compilando cifras de fuentes oficiales en 148 países. También analiza 489 casos judiciales de 71 países diferentes, proporcionando información más cualitativa sobre los autores y las características de este delito.

con información de la ong Cecodap

Panorama