GIC pide reactivar negociaciones «urgentemente» para una transición con «elecciones libres»

2 febrero, 2021 Desactivado Por

El Grupo Internacional de Contacto hizo un llamado para que los actores políticos de Venezuela busque una solución a la crisis por medio de las negociaciones entre chavismo y oposición, pese a que el sector de Juan Guaidó desechó las últimas propuestas de diálogo.

La administración madurista por su parte, ha reiterado su disposición a sostener conversaciones con distintos factores, por lo que la AN/6D creó una comisión para ello, la cual ya se reunió con Fedecámaras.

«Los miembros del GIC expresan su preocupación por la situación en Venezuela y hacen un llamado a los actores políticos locales ya la sociedad civil para que avancen urgentemente y de buena fe hacia la resolución de la profunda crisis política, económica y social que atraviesa el país», reza un comunicado.

En tal sentido, el GIC insiste que la única forma de salir de la crisis es reanudando las negociaciones políticas «con prontitud y establecer con urgencia un diálogo inclusivo y un proceso de transición liderado por Venezuela que conduzca a elecciones creíbles, inclusivas y transparentes de conformidad con las disposiciones de la Constitución y la leyes de Venezuela».

Sostienen que parte fundamental de dicho proceso sería la designación de un CNE independiente y equilibrado. «Este será uno de los pasos necesarios para eliminar todos los obstáculos a la participación política para que se lleven a cabo procesos electorales significativos. No puede haber democracia sin el compromiso de todos los partidos de respetar las reglas electorales básicas y el papel imparcial del CNE».

El Parlamento de mayoría chavista ya designó una comisión para la designación de nuevo CNE. Dicha comisión contará con la participación de Cilia Flores, esposa de Nicolás Maduro y diputada/6D.

Los miembros del GIC, entre tanto, exhortaron a las fuerzas de la oposición democrática a unirse «como parte de un esfuerzo más amplio y concertado para un mayor diálogo, que requerirá compromisos difíciles si Venezuela quiere llevar a cabo una transición exitosa a la democracia, la estabilidad y la prosperidad».

En otro contexto pidieron la libertad y la seguridad de todos los actores políticos e insistieron en que todos los presos políticos «deben ser liberados de forma inmediata e incondicional y que se ponga fin al arresto domiciliario. La intimidación y las represalias continuas contra los actores políticos agravan aún más la crisis, creando más obstáculos para el retorno pacífico a la democracia y el estado de derecho».

Por otra parte, solicitaron un acceso completo y sin trabas tanto al personal humanitario como a los bienes, con el fin de proporcionar «el acceso que se necesita con urgencia a alimentos, gasolina, medicamentos y servicios básicos de salud, incluido el acceso a las vacunas Covid-19. Cualquier decisión que reduzca aún más el acceso humanitario debe revertirse».

Ante esto, cabe resaltar que el PMA y la oposición denunciaron que la administración de Nicolás Maduro impide el acceso de la primera al país porque quiere que su gobierno sea el que maneje la entrega de alimentos.

También requirieron que la represión y los ataques contra las organizaciones de la sociedad civil, los defensores de los derechos humanos y los medios de comunicación en Venezuela «cese de inmediato», justo el mismo día que la Organización Mundial Contra las Torturas reveló que los ataques contra defensores de DDHH subieron en un 157%.

«Más que nunca, Venezuela necesita el apoyo de una comunidad internacional que trabaje unida. El ICG expresa su continua voluntad de incrementar los contactos con socios regionales e internacionales para fomentar un entendimiento común y una respuesta a la situación en Venezuela. Los esfuerzos internacionales articulados y complementarios son cruciales para ayudar a los venezolanos a restaurar la democracia y el orden constitucional. También se mantendrán los contactos estrechos con las partes interesadas nacionales», finaliza la misiva.