Varios niños venezolanos liberados por TyT presentaron diarrea y desnutrición, según su padre

Varios niños venezolanos liberados por TyT presentaron diarrea y desnutrición, según su padre

27 enero, 2021 Desactivado Por

Siete niños migrantes venezolanos permanecen detenidos en Trinidad y Tobago desde noviembre de 2020. Pertenecen al grupo de los 16, de los cuales 9 fueron liberados, presentando algunos diarrea y desnutrición, de acuerdo el relato de familiares.

«Mis hijos fueron liberados el 31 de diciembre, y desconozco la razón porque a la madre la dejaron detenida. Mis hijos llegaron de ahí prácticamente como si estuvieran desnutridos, con diarrea», dijo uno de los padres a TVV Noticias.

Por su parte el pastor Eliezer Torres cuestiona: «¿qué peligro puede representar un niño para Trinidad y Tobago? Imagínense a una niña de 5 de meses en esa situación»

La abogada que lleva el caso, por su parte, protestó que los tengan «literalmente detenidos. Privados de libertad. Porque no se les permite llamada, no tienen acceso a llamadas a su familiares que tienen fuera. 9 de los niños fueron liberados y entregados a sus papás porque sus madres siguen detenidas. Los están separando del seno materno».

Ante la inacción de la administración de Nicolás Maduro, los familiares apelan a la presión de la comunidad internacional para lograr todas las liberaciones y respeten los convenios de migrantes y niños.

El director de Inmigración de Trinidad y Tobago y el jefe del Estado Mayor de la Defensa del país apelaron el 13 de enero las órdenes judiciales que mantienen detenidos a los niños para que sean liberados del centro de detención del Helipuerto de Chaguaramas.

Los niños, junto a varios adultos, habían entrado ilegalmente en Trinidad y Tobago el pasado 17 de noviembre.

El grupo fue arrestado y llevado a la comisaría de la localidad de Erin, donde pasaron cinco noches en prisión.

El 22 de noviembre fueron escoltados fuera de las aguas de Trinidad y Tobago por la Guardia Costera, una vez que las autoridades de ese país afirmaron no tener conocimiento de una solicitud presentada para detener la deportación.

Después de pasar dos días en el mar, el grupo regresó a Trinidad y Tobago el 24 de noviembre, donde fueron nuevamente retenidos en la comisaría de Erin y posteriormente trasladados al helipuerto Chaguaramas, donde han estado hasta ahora.