Guerrilla invade fincas, entrenan y reclutan menores en Táchira

Guerrilla invade fincas, entrenan y reclutan menores en Táchira

27 enero, 2021 Desactivado Por Editor

La actuación de grupos armados irregulares en ocupación de fincas para entrenamiento de guerra, reclutamiento de menores y otras actividades ilícitas denunció Marco Aurelio Becerra, habitante del municipio Córdoba del estado Táchira, quien aseguró que sujetos fuertemente armados controlan la localidad e intimidan a la población y amenazan con cometer más invasiones.

La denuncia fue presentada de manera formal ante la Fiscalía del Ministerio Público en San Cristóbal, con asesoría jurídica de FundaRedes, ya que el señor Marco Aurelio Becerra, teme por su integridad y la de su familia, luego de haber recibido reiteradas amenazas por parte de los irregulares y por lo cual decidió hacer del conocimiento público lo que ocurre en esta localidad del Táchira.

En su relato dio a conocer que en el municipio Córdoba, aldea La Blanquita, sector Santa Isabel, específicamente en las adyacencias de la propiedad de nombre Palmarito, hay ocupación desde hace más de cuatro años cuando los grupos armados irregulares comenzaron a dominar la zona.

Recordó que enfrentó la situación de haber sido desalojado y despojado de la Finca Palermo, de la cual es co-propietario y que fue entregada ilegalmente al ciudadano Juan Carlos Becerra, a quien se le dio un título de adjudicación por parte del Instituto Nacional de Tierras (INTI) con un documento fraudulento, violentando todas las leyes, situación que también fue elevada por los afectados ante las instancias correspondientes hace unos meses.

Describió el afectado que existe un comandante conocido por los habitantes del municipio Córdoba como “Carlos el guerrillo” quien ejerce el poder en la comunidad. En tal sentido detalló que, los sujetos armados de la mano con el Consejo Comunal deciden sobre la vida cotidiana en el sector, mientras que  los funcionarios de cuerpos de seguridad destacados en la zona les permiten actuar a sus anchas.

Apuntó que en el municipio Córdoba incluso han ocurrido extraños asesinatos, donde los cadáveres aparecen abandonados en la vía, baleados y hasta con mutilaciones sin que se haga investigaciones al respecto.

Igualmente la víctima detalló que los irregulares ya se pasean tranquilamente por la localidad en motocicletas, portan ropa particular, botas negras, tapabocas negros que les cubren casi la totalidad del rostro y se identifican por portar un pañuelo rojo en el cuello además de exhibir armas largas tipo fusil.

Becerra dijo que en total al menos tres fincas son utilizadas por los irregulares para pernoctar, y desde allí coordinar todas las operaciones en el municipio Córdoba y sus alrededores, con el consentimiento de algunos moradores, quienes previas amenazas les permitieron usar sus propiedades.

“Es un patrón que se repite en todo el Táchira”

Javier Tarazona, director general de FundaRedes aseguró que el testimonio de Marco Aurelio Becerra evidencia la arbitrariedad que reina en el país, la perversidad con la que siguen actuando grupos armados irregulares que se mezclan entre los cuerpos policiales o fuerzas armadas venezolanas, y que se ha convertido en un patrón de actuación en todo el Táchira y en gran parte de Venezuela.

Al reconocer la valentía del afectado para dar a conocer este escenario perverso en el municipio Córdoba, desde FundaRedes emplazó al Estado venezolano a la protección del denunciante y su familia ya que se encuentra en alta vulnerabilidad.

Destacó Tarazona que en las últimas horas también se ha conocido de comportamientos arbitrarios de sujetos armados que son  funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) pero que se dedican a agredir a los ciudadanos, y en este caso se cuenta con testimonios de víctimas que han narrado la situación que se presentó en una feria de comida en la avenida Los Agustinos en San Cristóbal el pasado 23 de enero.

Al respecto Tarazona afirmó: “los miembros de FundaRedes emplazamos a la Defensoría del Pueblo, al Ministerio Público y a quienes tienen la responsabilidad de ejercer funciones de resguardo que cumplan su papel de proteger la integridad física de los venezolanos, en especial del señor Marco Aurelio Becerra y su familia, así como de las víctimas de lo ocurrido el 23 de enero con la arremetida de la FAES en una feria de comida”.

Una vez más ratificó el llamado de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, quien recomendó eliminar a ese grupo exterminio que son las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), y señaló que ya basta de que sigan intimidando a la población y actuando de manera perversa. (Prensa FundaRedes)