Mariano de Alba, a ND: La UE quiere una solución democrática y pacífica con Guaidó como uno de los actores importantes

Mariano de Alba, a ND: La UE quiere una solución democrática y pacífica con Guaidó como uno de los actores importantes

25 enero, 2021 Desactivado Por

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea pidieron este lunes unidad a la oposición venezolana, a cuyos líderes, incluido Juan Guaidó, consideraran como «interlocutores privilegiados e importantes» en la búsqueda de una salida a la crisis política que vive Venezuela. El comunicado causó cierta confusión en cuanto a si la UE reconoce a Guaidó como presidente interino.

Por eso decidimos consultar al internacionalista Mariano de Alba sobre esta materia y sobre la visión que tiene la UE sobre la resolución de la crisis en el país.

“La UE lo ve (a Guaidó) como un actor importante pero hay otros, la sociedad civil. Por lo tanto, ese privilegio que gozó Guaidó durante los últimos dos años, de ser el interlocutor primordial, va perdiendo peso. Eso no significa que la UE no quiera más nada con Guaidó”, aclara. “De hecho, lo exaltan en los comunicados porque corre riesgo de que lo ponga preso y está ese intento de reconocerlo para disminuir las posibilidades de que el régimen vaya contra él”.

Alba precisó que el comunicado precisa que Guaidó no es el único interlocutor, que «no te puedo seguir reconociendo como presidente encargado, pero seguiré hablando contigo y también voy a escuchar a otros actores que yo estime que están trabajando para acercar al país a una solución democrática y pacífica”.

De cualquier forma, dice de Alba, “sí hay un cambio”, porque a los ojos de la UE y de la comunidad internacional, “Venezuela parece hoy más lejos de una solución y por lo tanto, una de las cosas que ha pasado en 2020 es que Guaidó se ha visto como muy alejado de interpretar bien lo que estaba sucediendo en Venezuela, un poco sectario dentro de la oposición política y por lo tanto, como es natural, la UE lo que quiere es reconocer que pasó el tiempo de la AN 2015 y a partir de ahora puede escuchar a otros actores de la oposición política, como hicieron el año pasado con Capriles”.

¿Elecciones finalmente?

De Alba apunta que la Comunidad tiene interés en elecciones producto de una negociación, pero resalta que no es el objetivo a corto plazo, pues sabe que para eso “tiene que haber un proceso”.

“Pero ese es el objetivo final, no hay que pensar que la UE quiere elecciones pasado mañana, sino que quiere un proceso donde de alguna forma empiece a haber mecanismos que hagan aumentar la confianza en las instituciones, incluyendo la elección del CNE, que la oposición se le permita participar y eventualmente llegar a elecciones que tengan garantías mínimas”.

Alba también precisó que la UE cree que la solución a los problemas de Venezuela está en manos de los venezolanos, «que la comunidad internacional puede colaborar, ayudar, tratar de acercar a los venezolanos a una solución, pero si no hay voluntad o ese factor humano, será bastante difícil que eso se concrete y el margen de acción internacional es bastante reducido”.

“Eso se traduce, hablando desde la oposición y el régimen”, de acuerdo con de Alba, en que el gobierno de Maduro “tiene que entender que en la medida que sigan escalando la represión, la violación a los DDHH y la persecución, la UE y la comunidad internacional no van a tener otro remedio que aumentar la presión diplomática y hasta presión económica. Y luego, desde la oposición política, ese pronunciamiento de que si no hay una unidad, la oposición va a estar cada vez más lejos de ser un actor importante en la vida política del país”.

“Sin decirlo, creo que esos son los mensajes intrínsecos de la declaración”, dice de Alba.

En un comunicado, los ministros de exteriores de la UE reiteraron su apoyo a “los representantes de los partidos de la oposición elegidos en la Asamblea Nacional de 2015, y especialmente Juan Guaidó” y les consideraron actores privilegiados e importantes”, animando a “la oposición democrática a acordar una postura unificada en aras a un proceso de diálogo y negociación”.

No obstante, para el internacionalista, “no llamar a Guaidó presidente interino responde a que la AN 2015 finalizó su periodo y por más que Guaidó ha insistido de que hay unidad, para cualquier actor, para la UE y cualquier venezolano; eso no es cierto, no hay coordinación sino que hay mayores quiebres”.

“Teniendo eso en cuenta, la UE, que quiere ayudar, se da cuenta de que solo tener un canal de comunicación con Guaidó lo aleja de ubicar una solución porque hay otros actores que difieren en la estrategia y quedarse, a los ojos de la comunidad internacional, con la versión Guaidó, es ver solo una parte de la película”, apuntó.

@jherreraprensa