Bloomberg: Los barriles de petróleo venezolano embargados por EEUU son vendidos a China bajo cuerda

Bloomberg: Los barriles de petróleo venezolano embargados por EEUU son vendidos a China bajo cuerda

22 enero, 2021 Desactivado Por

Millones de barriles de petróleo que la administración de Trump había embargado a Venezuela, son vendidos por debajo de la mesa a gobiernos como el de China, que usan diversas estrategias de evasión para despistar a las autoridades de los buques cargueros.

 Entre las estrategias utilizadas como evasión se encuentra el cambio de nombre en los buques sancionados, señal emitida de manera intermitente que evita la localización precisa de los botes y hasta empresas fantasmas que sirven como puente entre las dos naciones para transportar el crudo.

De acuerdo al trabajo realizado por Bloomberg, una de las estrategias que se suma a esta serie de artimañas para evadir las sanciones, es la de mezclar el contenido de los barriles con aditivos químicos y cambiar su nombre en la documentación para que pueda venderse como un crudo completamente diferente sin dejar rastro de su proveniencia nacional, reseñó Infobae.

Según Bloomberg, las facturas y los correos electrónicos revisados muestran hasta dónde llegarían algunos comerciantes para disfrazar el origen del crudo hasta lograr llevarlo a Asia.

Estados Unidos por su parte no puede prohibir que las empresas internacionales adquieran el crudo venezolano, sin embargo, pueden presionarlas financieramente al terminar relaciones con empresas estadounidenses, lo que puede comprometer los ingresos de estas empresas que quieran vincularse con Venezuela.

El riesgo de vender crudo bajo cuerda tiene una alta recompensa

Scott Modell, director gerente de Rapidan Energy Advisors LLC afirmó que el tema del embargo en Venezuela es un tema complicado, “Hay tantas formas de eludir las sanciones”, dijo. “Hay mucha gente dispuesta a correr el riesgo porque hay mucho dinero que ganar”.

Bloomberg reseña que los documentos investigados muestran crudos que cargados en Venezuela, como uno llamado Hamaca, son tratados con aditivos químicos frente a las costas de Singapur y reaparecen en el mercado como cargamentos con nuevos nombres como “Singma” o simplemente una mezcla bituminosa.

Estas transacciones habían sido realizadas por Swissoil Trading SA, una casa con sede en Ginebra, que actuó en nombre de una empresa de petróleo mexicano de nombre Libre Abordo SA, sancionada por Estados Unidos en junio por comprar crudo venezolano.

Pero Swissoil Trading SA ha negado el hecho, de acuerdo a una entrevista mediante correo electrónico con uno de los abogados de la empresa a Bloomberg, este refutó el hecho y aseguró que no estaban ni están comercializando con Venezuela.

Sin embargo, Bloomberg confirmó a través del acceso a documentos que muestran que Swissoil vendió y entregó el año pasado a China al menos 11.3 millones de barriles de petróleo venezolano bajo otros nombres.

Una empresa más del montón

Los datos de aduanas sugieren que estos documentos representan la punta del iceberg y que otras empresas también se dedican a este tipo de actividades ilegales.

Por la fachada legal, China no ha importado oficialmente crudo venezolano desde septiembre de 2019, pero los datos recolectados demuestran que más de la mitad de las exportaciones de petróleo venezolano el año pasado terminaron en China.

Sin embargo, el gigante asiático representaba todas las exportaciones de petróleo del país, apuntó Bloomberg.

El “dopaje” utilizado como estrategia

“Caballeros esta es la tarifa de dopaje” dijo uno de los empleados de Swissoil en intercambio de correos electrónicos con Libre Abordo, compañía que había levantado la carga originalmente en Venezuela.
El empleado hacía referencia al buque Celestial, el cual en abril 2020 había recibido 30 contenedores de aditivos químicos a un costo de 233.000 USD.

“Estoy seguro de que necesitaremos a estos tipos en el futuro, asegúrese de que les paguen pronto” concluía al correo.

Apenas el buque Celestial partió la carga en los barriles pasó a llamarse “Singma Blend”, según los análisis de Bloomberg, Singma y Hamaca son químicamente iguales, sin embargo el petróleo no aparece como originario de Venezuela.

Swissoil habría vendido el crudo a una empresa en Hong Kong, Dayuan Import & Export Co Ltd., un intermediario de China.

El dopaje (añadir químicos al crudo) no es ilegal y se utiliza para que el aceite se ajuste a determinadas especificaciones para cumplir con obligaciones contractuales o eliminar impurezas.

El tema ilegal es que ocultan el lugar de origen del crudo y le cambian el nombre. Múltiples comunicaciones vistas por Bloomberg enfatizan la importancia de asegurarse de que no se coloquen a bordo documentos originales que puedan identificar la procedencia del crudo.

Según Bloomberg, en un correo electrónico, un comerciante de Swissoil con crudo venezolano enfatizó “por favor asegúrese de que la embarcación no zarpe con originales a bordo. No se colocarán originales a bordo de ningún buque, dado el origen de la carga…”.

Tanto Swissoil como su máximo ejecutivo, Philipp Apikian, entre otros empresarios, fueron sancionados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos el 19 de enero por hacer negocios con Venezuela tras la investigación de Boomberg.

Por otro lado, la compañía Libre Abordo, que se declaró en bancarrota en mayo, no respondió a correos electrónicos en busca de comentarios y los números de teléfono de sus ejecutivos se encuentran desconectados.

La compañía petrolera nacional de China, China National Petroleum Corp., cortó las compras directas con los comerciantes venezolanos. Pero el petróleo crudo sigue llegando a sus costas.