EEUU ejecuta a Lisa Montgomery, condenada por matar a una embarazada y sacarle a su bebé en 2004

EEUU ejecuta a Lisa Montgomery, condenada por matar a una embarazada y sacarle a su bebé en 2004

13 enero, 2021 0 Por

Pese a que este martes un juez federal aplazó la ejecución de Lisa Montgomery. El Tribunal Supremo ordenó aplicarle la inyección letal a la mujer de 52 años que fue condenada a muerte por asesinar a una embarazada, sacarle su bebé y secuestrarla para decir que era su hija.

Montgomery se convirtió este miércoles en la tercera mujer en ser ejecutada en EEUU. La última ejecución ocurrió hace casi 70 años. Lisa era la única mujer que estaba en el corredor de la muerte por estrangular en 2004 a Bobbie Jo Stinnett, con un cuchillo de cocina, extraerle el feto, que sobrevivió.

«Su ejecución llega después de horas de disputas legales. Este martes, en tribunal de apelaciones concedió a Montgomery una suspensión de la pena, poco después de que otro tribunal de apelaciones levantara el fallo de un juez de Indiana que determinó que probablemente estaba mentalmente enferma y no podía comprender sería ejecutada. El magistrado ordenó someterla a una revisión psicológica, pero la Fiscalía recurrió la decisión. Finalmente, ambas apelaciones fueron levantadas por el Tribunal Supremo, permitiendo que la ejecución siguiera adelante», informó La Vanguardia.

Reseñó el portal web: cuando se levantó la cortina en la sala de ejecuciones, Montgomery parecía desconcertada. Una mujer se inclinó sobre el hombro de Montgomery, le quitó con cuidado la mascarilla y le preguntó si tenía algunas últimas palabras. «No», respondió la presa en voz baja y apagada. No dijo nada más. Se dio unos golpecitos nerviosos con los dedos durante varios segundos, con un tatuaje en forma de corazón en el pulgar, pero por lo demás no mostró signos de angustia, y rápidamente cerró los ojos.

Fue declarada muerta a las 1:31 am después de recibir una inyección letal en el complejo penitenciario federal en Terre Haute, Indiana. Fue la undécima prisionera en recibir una inyección letal allí desde julio, cuando el presidente Donald Trump, ferviente partidario de la pena capital, reanudó las ejecuciones federales después de 17 años.