Ritual para celebrar el Espíritu de la Navidad

Ritual para celebrar el Espíritu de la Navidad

21 diciembre, 2020 Desactivado Por Editor

Natasha Rivera / Carolina Isava

Cada 21 de diciembre, se celebra alrededor del mundo la llegada del Espíritu de la Navidad para unos, y para otros la llegada del solsticio de invierno, en cualquiera de los 2 creencias, es un día para celebrar los deseos cumplidos, agradecer todo lo que llegó a nuestras vidas y pedir nuevos deseos.

El espíritu de la Navidad es una tradición de origen nórdico que se refiere a un poderoso ser de luz que está dispuesto a proveer abundancia, salud y bendiciones en todo el planeta.

Ritual del Espíritu de la Navidad / Agradecimiento y Abundancia

Necesitarás:

🕯️ 1 vela anaranjada o blanca.
🪔 1 cono o varilla de incienso de sándalo o mandarina.
🍊 Mandarinas.
🔥 Cerillas o fósforo.
📄 Hojas de papel.
🖊️ Lápiz o bolígrafo.
✂️ Tijeras.

Oración al Espíritu de la Navidad

Al momento de comenzar el ritual, es necesario pronunciar una oración que marque la bienvenida a este maravilloso y bondadoso ser de luz a nuestro hogar. Para ello es importante, abrir ventanas y puertas, encender las velas y el incienso.

“En tu nombre, Amada Presencia Todopoderosa, doy la bienvenida a la energía del Espíritu de Navidad, quien baja a este planeta con la misión de dar. Te saludo, te reconozco y te bendigo; te doy las gracias por la maravillosa labor de amor, alegría y paz que realizas.

Abro las puertas de mi corazón y de mi hogar a tu radiación, y te reconozco como huésped privilegiado al festejo. Demando, acepto, recibo y realizo una abundante provisión para mí, para mi familia, mis amigos y para toda la humanidad”.

Este texto puedes pronunciarlo o escribirlo en las hojas de papel antes de comenzar con los deseos, que deben ir en este orden:

Por el mundo.
Por tu país.
Por amigos y familiares.
Por ti.

Debes reunir 21 peticiones en total, o las que quieras siempre que sea un número impar. Luego de escribirlas, puedes quemar tus hojas o guardarlas durante todo el año e ir quemando poco a poco mientras se vayan cumpliendo tus deseos.

Posterior a este ritual, lo ideal es celebrar un compartir con tu familia o amigos, para homenajear a este invitado especial con una cena, llena de alegría y agradecimiento.