¿Por qué el poder enferma?

¿Por qué el poder enferma?

17 diciembre, 2020 Desactivado Por Editor

José Gregorio López Martínez | Opinión 

Nuestra deteriorada o descendente cultura con pensamiento egoista está materializada en el llegar para ser, afianzado en que si yo me sudé algo y lo logré, es mío, no me importa nada más. Ese arraigo convierte gradualmente o progresivamente al hombre en yoista, egocentrista, quien olvida en si cómo ha conseguido el poder y para qué, aunado a ello se cree dueño de la verdad absoluta y peor aún, habrá que agradecerle las acciones para las cuales fue escogido.

Menosprecia observaciones y críticas, se encarcela en un mundo individual y perfecto, aprovecha sus posibilidades de servidor y termina siendo una especie de monarca criollo adulado por la sociedad y visto con remenbranza por la mayoría. 

El servidor elegido termina sirviéndose asimismo, y sirve a los demás con lo que el considera que esta bien, desconocedor total de los números y las matemáticas porque no le rinde cuenta a nadie, y con el pasar de los años se hace costumbre, estereotipo, una carga para la sociedad.

Mientras no eduquemos el pensamiento para priorizar situaciones sobre nuestros interes personales seguiremos siendo esclavos de nuestras propias acciones. 

No solamente hay que cambiar a los gobernantes, hay que mejorar nuestra cultura… Pues lamentablemente en “democracia” se escoge para que nos gobiernen.

El éxito de un nación se alcanza cuando existe un equilibro entre la persona y la sociedad.