El reportero gráfico Jamel Louka se recupera de una herida en el brazo tras atentado

El reportero gráfico Jamel Louka se recupera de una herida en el brazo tras atentado

2 diciembre, 2020 Desactivado Por Editor

Por: Josana Morales / Guárico

El reportero gráfico, Jamel Louka, fotógrafo independiente y colaborador de Qué Pasa en Venezuela en el estado Guárico, sufrió un atentado la mañana de este miércoles cuando se dirigía a su vivienda ubicada en la calle Bolívar de  Altagracia de Orituco. 

Louka relató que ya venía recibiendo amenazas desde hace varios días,  lo que obligó al reportero a mandar a su familia de viaje; al despedirlos, notó que lo seguían en otro vehículo desde el cual le efectuaron un disparo para obligarlo a detenerse, y al lograr su propósito, al menos tres hombres y una mujer, presuntamente de acento colombiano, vestidoa de negro con botas militares, lo sometieron e intentaron llevarlo a otro vehículo; no obstante, aprovechó el descuido de quienes lo llevaban y los empujó. 

“Me disparan en el brazo, cerca del corazón, después lanzan disparos, escucho una detonación grande, fuerte. De ahí me tiré abajo de la camioneta, creo que vieron a los vecinos o alguien que comenzó a mirar y se fueron”,  detalló. 

Louka, de 53 años de edad, se trasladó al hospital Dr. José Francisco Torrealba donde atendieron su herida en el brazo izquierdo, la cual presentó un orificio de entrada y salida producto de uno de los disparos. Afortunadamente, no sufrió daños más graves, se encuentra en recuperación y esta custodiado por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.

Al sitio del suceso se presentó una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para recolectar evidencias, donde hallaron cinco conchas de balas, percutidos, calibre 9mm.

Adicionalmente, el hecho fue denunciado a los organismos correspondientes, ya que en varias ocasiones el reportero ha recibido amenazas anónimas para que evite hacer publicaciones contra la gestión oficialista. 

“No se con qué fin me querían llevar, hoy en día secuestro ¿para qué? No tengo dinero ni nada, toda la amenaza que me tenían, que baje el volumen, que me quede quietico, que no hable más de la cuenta, era lo que me decían”.

Gremios y organizaciones defensoras de los Derechos Humanos se solidarizaron con el reportero, quien agradeció el apoyo y solicitó a las autoridades sean investigados estos hechos, ya que no es la primera vez que es víctima de amenazas y atentados.