Liberan a la “Viuda Negra” de Nueva York tras 12 años en prisión por haber encargado el asesinato de su esposo millonario

Liberan a la “Viuda Negra” de Nueva York tras 12 años en prisión por haber encargado el asesinato de su esposo millonario

22 noviembre, 2020 0 Por

Barbara Kogan
NYPD

La estadounidense Barbara Kogan, conocida como la ‘Viuda Negra’ por haber contratado a un sicario para que matara a su acaudalado marido en 1990, salió en la liberad condicional este jueves después de pasar 12 años en una prisión en el estado de Nueva York, informa The New York Post.

RT

Al día siguiente de abandonar el centro penitenciario Kogan regresó a Manhattan, donde tenía una cita con su oficial de libertad condicional. La mujer está bajo la supervisión de la división de libertad condicional del condado de Nueva York, adonde se presentó según lo requerido, confirmó al medio un funcionario de corrección.

El caso Kogan

Después de que el marido de Kogan, George, de 49 años, fuera disparado por un asesino a sueldo cerca de la casa de su amante y muriera posteriormente en el quirófano, Barbara cobró su seguro de vida de 4,3 millones de dólares y logró evadir la justicia viviendo los siguientes 20 años en Puerto Rico.

Arrestada en 2008, Kogan se declaró culpable en 2010 de contratar al abogado que llevaba su divorcio para que la ayudara a encontrar a alguien que matara a su esposo. Fue sentenciada a 36 años de cárcel. No obstante, la mujer, ahora de 77 años, logró que le concedieran la libertad condicional en julio de este año, al afirmar que le “sorprendió mucho” saber que su marido había sido disparado, contradiciendo sus declaraciones anteriores.

Consiguió la libertad condicional a pesar de las súplicas de la amante de George, Mary-Louise Hawkins, que tenía 28 años cuando le vio morir. Hawkins aseguró a la junta de libertad condicional que la ‘Viuda Negra’ libró contra ella y sus padres una guerra de acoso durante 20 años antes de ser condenada a prisión, por lo que la examante se mudó al extranjero y cambió de nombre.

“Ella es un animal”, afirmó Mary-Louise, que agregó: “Barbara es extremadamente buena manipulando a las personas, incluso a los oficiales de libertad condicional”.