La dramática situación en un estado de EEUU por la pandemia: No hay camas en ninguna parte

La dramática situación en un estado de EEUU por la pandemia: No hay camas en ninguna parte

22 noviembre, 2020 0 Por

Michael Wright, paciente con COVID-19, ha mejorado desde el jueves, cuando yacía en su cama en posición prona para aumentar la oxigenación mientras estaba en el Hospital Regions. | Foto: LEILA NAVIDI – STAR TRIBUNE

“No hay camas en ninguna parte: Los hospitales de Minnesota están al límite por el COVID-19”, titula el StarTribune en su portada del domingo. La imagen que acompaña la nota central de la edición es tan dramática como los datos que aporta: se ve a un hombre, luchando por respirar boca abajo en una camilla. Ojos cerrados. Desesperación.

Por Infobae

Según explica el periódico, las camas disponibles en las Unidades de Cuidados Intensivos se redujeron a un solo dígito en algunas partes del estado y el gobernador Tim Walz ordenó el cierre de bares y otros lugares por cuatro semanas con la esperanza de frenar la propagación del virus para aliviar la presión sobre los hospitales.

StarTribune recorrió la UCI del Hospital Regions, donde captó la drámatica imagen de portada. “Hay 16 puertas corredizas de cristal, todas cerradas, y detrás de cada una hay un paciente que lucha por respirar. Casi todos están con respiradores porque sus pulmones son demasiado débiles para trabajar por sí mismos. Tubos transparentes llevan el oxígeno a sus gargantas y pechos, que mecánicamente suben y bajan mientras sus cuerpos permanecen inmóviles”, describe Jeremy Olson .

El periodista, además, suma un dato aterrador: de acuerdo con el historial de Minnesota con la pandemia, un tercio de los pacientes con respiradores no sobrevivirá, incluso con cuidados críticos óptimos.

La dramática portada del Star Tribune sobre Minnesota

La escena del Hispotal Regions, advierte, se replica en las UCIs de todo Minnesota mientras el coronavirus se extiende por todo el estado de manera descontrolada.

En el Hospital Mercy, en el Coon Rapids, y en el Hospital Rice Memorial en Willmar, las camas de cuidados intensivos se están llenando. De hecho, la capacidad de camas en la UCI ha disminuido alrededor de un punto porcentual por día en las últimas dos semanas, lo que aumenta la probabilidad de que algunas de las 408 camas de la UCI de emergencia tengan que ser activadas en los pabellones no utilizados del hospital.

“No hay camas en ninguna parte”, afirma el doctor Matthew Klee, cuya UCI en el Mercy está llena y bajo presión para llevar a los pacientes a través de Minnesota y el oeste de Wisconsin. “Encontrar cama se ha convertido en una especie de juego de ajedrez en todo el estado”, afirma.

Los aplazamientos de cirugías no críticas y los esfuerzos por enviar a los pacientes estables de COVID-19 a casa con monitorización han ayudado, pero “todavía no es suficiente”, afirmó Kurt Isenberger, médico de emergencias de HealthPartners e investigador de cuidados críticos.

StarTribune asegura que es aún más preocupante las crecientes infecciones entre los trabajadores de la salud que luego no pueden atender a los pacientes. HealthPartners reportó el viernes 308 trabajadores ausentes debido a infecciones de COVID-19 y 414 en cuarentena por exposición viral. En conjunto, los sistemas de Salud Allina, CentraCare y Clínica Mayo reportaron más de 3.000 ausencias de este tipo la semana pasada.

Minnesota sufre un dura segunda ola de COVID-19. En el peor de los casos, la primera oleada produjo un tercio de los pacientes que los hospitales admiten ahora. Lo que sí hay ahora, es experiencia.

Es que en el primer brote, los hospitales no tenían suministros estables de máscaras y equipos de protección personal (PPE) .Y nadie sabía qué mejoraría las probabilidades de recuperación de los casos graves de COVID-19.