ABC: La “semana fantástica” en Twitter de Pablo Iglesias, quien dejó de seguir al Rey

ABC: La “semana fantástica” en Twitter de Pablo Iglesias, quien dejó de seguir al Rey

20 noviembre, 2020 Desactivado Por

Captura de un tuit de Pablo Iglesias.

El vicepresidente de España, Pablo Iglesias, ha dejado de seguir en Twitter a la Casa Real. No es ningún secreto que el líder de Podemos apuesta por una república como modelo de Estado, y desde que entró en política han sido numerosos los desplantes que ha protagonizado contra Don Felipe. Los ataques a la Monarquía son habituales en Podemos, en contra de la «lealtad y unidad» que le han pedido en varias ocasiones desde el ala socialista del Gobierno de coalición.

Por ABC.es

Hace dos meses, a propósito de la polémica ausencia del Rey en la entrega de los despachos judiciales en Barcelona, el vicepresidente pidió «respeto institucional» y «neutralidad política» de la Jefatura del Estado, mientras que otros miembros podemitas del Gobierno lo llegaron a acusar de «maniobrar contra el Gobierno democráticamente elegido» y de «incumplir» la Constitución que impone su neutralidad.

Iglesias, no obstante, no ha dejado de cumplir con sus obligaciones institucionales y a primeros de mes acompañó al Rey a Bolivia para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente boliviano, Luis Arce. La cosa no salió bien, puesto que la ministra de Defensa, Margarita Robles, acusó al líder de Podemos de hacer uso «particular» del viaje. Dos semanas después, Iglesias ha borrado al Rey de sus redes sociales, según recoge el monitoreo diario de la cuenta @GobiernoAlerta.

El «unfollow» de Iglesias al Rey llega justo después de que Don Felipe reclamara para el funcionamiento del Estado de derecho un sistema judicial independiente «fruto de la separación de poderes». En sus redes sociales, Iglesias prefiere bromear con su nuevo look, «el del moño».

El ministro de Asuntos Sociales se ha dedicado esta semana en su perfil de Twitter a cargar contra políticos, periodistas y medios de comunicación, cuando todavía colea la polémica por el «Ministerio de la Verdad» que ha impulsado el Gobierno para controlar la desinformación y tras conocerse que la reforma judicial que está preparando el Ejecutivo incluye la posibilidad de que el pueda instar a secuestrar las publicaciones de medios.

Lea más en ABC.es