Aparatoso accidente en la ARC dejó 1 fallecido

Aparatoso accidente en la ARC dejó 1 fallecido

3 noviembre, 2020 Desactivado Por

|| Luis Chunga
|| Fotos Cortesía

La camioneta siniestrada no era ni del chofer, ni del copiloto. Era de una tercera persona que pagaba diariamente el estacionamiento

Una persona fallecida y un lesionado fue el resultado del accidente de una camioneta Blazer color verde  placas ABY87E, que volcó aparatosamente en la madrugada de este lunes a la altura de la estación de servicio conocida como Las Morochas, poco antes de llegar a la ciudad de Cagua, municipio Sucre, estado Aragua. La tragedia se produjo a eso de las 5:00 am en la Autopista Regional del Centro (ARC), sentido Caracas – Valencia.

La víctima fue identificada como Laureano de Jesús Guanda Salas (40), quien era el conductor y su copiloto Jorge Francisco García Bello (20), quien era el único que llevaba puesto el cinturón de seguridad. Ellos salieron muy temprano desde Paracotos con destino a la ciudad de Valencia para realizar un favor personal. Posteriormente se conoció que el viaje hasta la ciudad valenciana era para traer (darle la cola) a una funcionaria policial que tenía que recibir su guardia en las primeras horas de la mañana de este lunes en un centro de coordinación policial ubicada en Paracotos.

El viaje se realizaba con toda normalidad, teniendo en consideración que a esa hora la ARC estaba desolada sin tránsito vehicular, el carro se desplazaba a una gran velocidad pero el conductor basado con su experiencia pensó que nada podía suceder. Sin embargo, cuando pasaban por la estación de servicio conocido como Las Morochas, el chofer hizo una mala maniobra y perdió el control de la camioneta, la misma que por la velocidad con que se desplazaba no pudo ser controlada, el carro se coleó, luego volcó aparatosamente y dio dos vueltas quedando con los cauchos  hacia arriba.

El tráfico en la autopista se vio interrumpido por varias horas. Al lugar del accidente se presentaron funcionarios de la Guardia Nacional y Bomberos, Protección Civil, quienes realizaron labores de levantamiento del accidente, identificación de fallecido, situación que generó un leve congestionamiento.

“El accidente se produjo por una falla mecánica,  incluso nosotros habíamos pensado que cuando regresáramos  nuevamente a Paracotos teníamos que llevar la camioneta a un taller mecánico para que le arreglen el problema de la dirección, lamentablemente mi compañero de viaje (el chofer) falleció, nosotros no  provocamos ningún accidente, incluso  el día domingo compartimos una gran reunión con nuestras familias, pero solamente Dios tenía destinado que esa reunión era para despedir en vida a mi amigo Laureano que murió en el sitio”, dijo Jorge García.

 

DETUVIERON AL COPILOTO

Mientras los amigos y familiares realizaban todos los trámites de Ley para poder retirar el cadáver de la morgue de Caña de Azúcar y llevárselo a Paracotos para darle sepultura, llegó una comisión de los Fiscales de tránsito adscritos a Policía Nacional Bolivariana y tras un breve dialogo y para sorpresa de todos los presentes se llevaron detenido al copiloto.

Presuntamente la detención se ejecutó porque de acuerdo a las primeras investigaciones, se conoció que la persona que manejaba el vehículo era el que se presumía que era copiloto, Jorge García. El detenido no puso ningún tipo de resistencia y se montó a la unidad policial.

Asimismo, se conoció que la camioneta Blazer donde se trasladaban no era de propiedad de ninguno de ellos, sino de una tercera persona que por medida de seguridad todas las noches guardaba el carro en el estacionamiento del hoy occiso.

“La camioneta siniestrada no era de ellos, sino que para hacerle un favor a la funcionaria policial, sacaron el vehículo del estacionamiento sin el consentimiento del dueño, sin  saber si tenía o no fallas mecánicas, nos dijeron que cuando el dueño del carro se enteró del accidente y todas sus consecuencias, casi le da un infarto y por unos minutos no lo podía creer, llegando al extremo que se trataba de una broma de mal gusto, sin embargo, cuando otras personas le confirmaron la situación, el infortunado hombre no sabía cómo reaccionar”, dijo uno de los acompañantes.

 

copiloto-021120-001

Panorama