El siguiente respiro para personas con hipertensión pulmonar

El siguiente respiro para personas con hipertensión pulmonar

31 octubre, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

Por: Karla Ávila Morillo / Bolívar
@LaTuristaKAM

Catorce organizaciones de personas con hipertensión arterial pulmonar se unieron durante el mes de octubre de 2020 para realizar una campaña digital bajo la etiqueta #ElSiguienteRespiro, con la finalidad de educar y sensibilizar sobre esta enfermedad poco conocida, crónica y progresiva que impacta la calidad de vida de quienes la padecen.

Como parte de la campaña #ElSiguienteRespiro, las organizaciones publicaron una petición para obtener firmas y despertar el interés de la Organización Panamericana de la Salud sobre los desafíos a los que se enfrentan quienes viven con hipertensión pulmonar en distintos países, que no es otra que la falta de acceso al tratamiento oportuno de alto costo y continuo que les permita tener calidad de vida, ya que dicha enfermedad hace muy difícil algo que para la mayoría de los seres humanos es sencillo y natural, simplemente respirar.

Durante rueda de prensa virtual se dieron a conocer varios testimonios de personas con esta grave condición de salud, sus experiencias y el impacto positivo que los tratamientos continuos tienen en su calidad de vida.

Invitaron a dar visibilidad y sensibilizar a las personas que conforman los sistemas de salud y a los gobiernos para que los tratamientos para la hipertensión arterial pulmonar sean accesibles para todas las personas por igual.

La Hipertensión Pulmonar es una presión arterial alta en las arterias de los pulmones, lo cual hace que el lado derecho del corazón se esfuerce más de lo normal. Las pequeñas arterias (vasos sanguíneos) de los pulmones se estrechan, no pueden transportar mucha sangre. Cuando esto sucede, la presión se acumula. El corazón necesita trabajar más para forzar la circulación de la sangre a través de los vasos en contra de esta presión. Esto provoca que el lado derecho del corazón se vuelva más grande.

Es una enfermedad que afecta más a las mujeres que a los hombres y en su mayoría fallecen por muerte súbita. A menudo, la dificultad para respirar o el mareo leve durante la actividad es el primer síntoma. Es posible que se presente frecuencia cardíaca rápida (palpitaciones). Con el tiempo, los síntomas ocurren con actividades más ligeras o incluso estando en reposo.

Por Venezuela participó Katiusca Salinas, quien es ingeniero civil, ama de casa y directora de la Fundación Grupo de Apoyo A Todo Pulmón en Ciudad Guayana, estado Bolívar pero que presta soporte a personas con esa condición de salud en cualquier parte del país.

Ella padece esta enfermedad, frecuentemente tiene síntomas que aparecen y desaparecen, tiene días buenos y malos, sufre síncopes, que son la pérdida pasajera del conocimiento, va acompañado de la paralización momentánea de los movimientos del corazón y de la respiración debido a una falta de irrigación sanguínea en el cerebro motivos por el cual se dedica en cuerpo y alma a dirigir su fundación en apoyo a pacientes, médicos y cuidadores de Venezuela, en especial en el estado Bolívar donde reside.

En diversas oportunidades Salinas ha hacho de conocimiento público una de las caras de esta Emergencia Humanitaria Compleja que vive el país en lo referente al sector salud, específicamente las personas con la condición de Hipertensión Arterial Pulmonar, enfermedad catalogada como rara por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Igualmente, siempre hace hincapié en que según la OMS existen cerca de 7.000 enfermedades raras que afectan al 7% de la población mundial, cifra dentro de la cual se encuentran las personas con dicha enfermedad en Venezuela.

Afirma Katiusca: “Quienes padecemos esta enfermedad tenemos la obligación de consumir medicamentos de alto costo, valorados en precios que oscilan entre los 1.000 $ y 10.000 $, los cuales no podemos adquirir debido al avance galopante de una hiperinflación que asfixia la economía nacional, situación que hace aún más difícil nuestro andar, no solo porque nos quedamos sin aliento constantemente sino que como pacientes debemos luchar por tener acceso a una mejora en nuestra calidad de vida tanto profesional y personal, a obtener medicamentos de tan elevado costo. Como fundación alzamos nuestra voz en contra de lo que está sucediendo en el país y por los derechos humanos a la salud y por el bienestar de los pacientes”.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela consagra en su Artículo 83: “La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios”, sin embargo, la señora Salinas afirma que ha visto morir a muchas personas con hipertensión pulmonar en Venezuela, otros pocos se han tenido que ir a otros países con la esperanza que puedan acceder a los medicamentos que necesitan.

Ella hace hincapié en lo siguiente: “Las personas con Hipertensión Arterial Pulmonar, tenemos derecho a la vida sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Es totalmente inaceptable que en Venezuela se clasifiquen a personas como si fueran de primera por ser de izquierda y como si fueran de segunda por ser de derecha, esto no es cuestión de ideologías es un asunto de salud pública. Ningún ser humano merece tratos crueles, inhumanos o degradantes. Tenemos derecho a condiciones de plena igualdad, a que nuestras peticiones sean escuchadas por el gobierno nacional; tenemos derecho a un nivel de vida adecuado que nos asegure la salud y el bienestar, en especial la alimentación, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios para subsistir”.

Finalmente Katiusca Salinas aprovecha la oportunidad que brinda la campaña #ElSiguienteRespiro para decirle a las personas que ella es un ser humano igual que todos, sabe que muchos pacientes con hipertensión pulmonar la están pasando mal pero en ella y su fundación siempre tendrán solidaridad para acompañarles, por lo que invita a todos los lectores a seguir sus redes sociales como @ATodoPulmonG para que sincronicen en información necesaria para poder salir adelante en compañía de quienes saben lo que significa no poder respirar con normalidad, allí encontrarán el siguiente respiro que necesitan cada día para vivir.