Indígenas denuncian que el Seniat decomisa mercancía arbitrariamente en Amazonas

Indígenas denuncian que el Seniat decomisa mercancía arbitrariamente en Amazonas

27 octubre, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

Mickey Véliz / Amazonas

Indígenas denunciaron irregularidades en el Puerto de Samariapo en el municipio Autana de Amazonas, donde dos funcionarios del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) les decomisan productos y mercancía a los transeúntes que utilizan este paso fluvial.

Yarit Rodríguez, indígena habitante de Samariapo, denunció que desde que comenzó la actividad comercial en el puerto, los ciudadanos Annel Flores y Junior Amaya han maltratado, atropellado, despojado de productos y otras pertenencias a todo aquel que obligatoriamente utiliza esta vía para ir y retornar a cualquiera de los siete municipios de la entidad.

“Vemos con preocupación esta actitud tan vergonzosa de estos dos funcionarios del Seniat. Han llegado hasta a desnudar a la gente que viaja al interior del estado para ver qué le quitan. Repudiamos esta acción y exigimos al gerente del Seniat que los destituya porque están dejando mal parada a esa institución”, puntualizó Rodríguez.

La indígena jivi solicitó la intervención del gerente de la Aduana Principal de Puerto Ayacucho, para que tome cartas en el asunto. A su juicio, estas acciones obligan a los comerciantes a abandonar cualquier actividad porque también les han retenido y decomisado mercancía generándoles pérdidas millonarias.

Rodríguez añadió que solicitaron una reunión con el gerente de la Aduana y el Seniat sin obtener respuesta positiva. “Si las autoridades no asisten a la reunión que convocamos tomaremos otras medidas. No seguiremos tolerando la conducta grosera y arbitraria de estos funcionarios”, advirtió.

Alejandro Acosta, transportista fluvial de la zona, expresó que entiende el proceso que se debe cumplir por parte de las instituciones para impedir el paso ilegal de personas, sin embargo, considera que las medidas implementadas por el Seniat en el Puerto de Samariapo son radicales y exageradas.

“Nadie se opone a cumplir con las normas de aduana para viajar, la gente conoce el proceso, sin embargo, el atropello e irrespeto de los funcionarios es constante, genera la molestia de los viajeros y de los mismos habitantes de la comunidad. El puerto es una zona comercial que les genera empleo”, alegó Acosta.