China penaliza a dos altos funcionarios de Qingdao por el nuevo rebrote local de coronavirus

China penaliza a dos altos funcionarios de Qingdao por el nuevo rebrote local de coronavirus

15 octubre, 2020 0 Por Editor

Qingdao (China), 14/10/2020.- Un hombre camina junto a un grupo de laboratorios inflables y móviles equipados con un sistema de extracción de desechos médicos e instrumentos de detección de ácido nucleico COVID-19 en Qingdao, provincia de Shandong, en el este de China, el 14 de octubre 2020. Los laboratorios emergentes, conocidos como Laboratorios Huo-Yan, facilitarán la ambición de la ciudad de evaluar a sus nueve millones de ciudadanos en cinco días. EFE / EPA / ZHANG JINGANG CHINA FUERA

El reciente rebrote de coronavirus SARS-CoV-2 en la ciudad oriental china de Qingdao les ha costado el puesto al director de la Comisión Municipal de Sanidad de Qingdao, Sui Zhenhua, y al presidente del Hospital de Dolencias Pectorales de la urbe, Deng Kai.

La Comisión Municipal de Sanidad anunció hoy la suspensión de Deng en el cargo, así como el inicio de una investigación sobre su conducta, mientras que el Comité Municipal del Partido Comunista de China hizo lo propio este miércoles con Sui, informó hoy la agencia estatal de noticias Xinhua.

Además, en el informe publicado hoy por la Comisión Municipal de Sanidad de Qingdao, la institución da cuenta de un nuevo caso confirmado de coronavirus, un estibador de 40 años del puerto de la ciudad, quien -al igual que otro compañero suyo- aparecía catalogado como asintomático desde el pasado 24 de septiembre y que solo ahora ha comenzado a padecer síntomas de la enfermedad.

China no añade a los pacientes a la lista de casos confirmados de COVID-19 a menos que manifiesten síntomas, pese a haber dado positivo en las pruebas.

INCUBACIÓN PROLONGADA

Los dos estibadores detectados como asintomáticos el 24 de septiembre recibieron tratamiento médico en el Hospital de Dolencias Pectorales de Qingdao, informaron fuentes sanitarias a la publicación económica local Caixin.

La prensa local, citando fuentes anónimas empleadas en el centro, apunta a que se habría producido una infección interna a partir de la mala desinfección del aparato de tomografía axial computarizada (TAC) después de su uso por parte de un paciente infectado.

El nuevo caso confirmado hoy habría tenido así un periodo de incubación de unos veinte días, cuando la media suele rondar las dos semanas.

Actualmente, en Qingdao hay 13 positivos confirmados oficialmente que están recibiendo tratamiento en los hospitales de la ciudad, un asintomático procedente del Reino Unido que también está en cuarentena, y hasta 515 contactos cercanos de los pacientes que se encuentran en observación médica.

CASI DIEZ MILLONES DE ANÁLISIS

Para contener el rebrote, el primero del que informan las autoridades sanitarias chinas desde el pasado mes de julio, se ha sometido a pruebas de ácido nucleico a toda la población de Qingdao, de más de nueve millones.

En una rueda de prensa celebrada hoy, el teniente de alcalde de la ciudad indicó que habían realizado análisis a 9.947.304 residentes y obtenido los resultados de 7.646.353 de ellos, todos negativos, menos los 13 mencionados.

Según el último parte de la Comisión Nacional de Sanidad, hay en China 240 casos activos, de los que 3 se encuentran en estado grave y uno, crítico (todos ellos en Qingdao).

Con los 11 contagiados añadidos hoy a la estadística (10 de ellos, “importados”), el número total de casos confirmados en la parte continental de China se eleva a 85.622, mientras que el de fallecimientos se mantiene en 4.634 desde mediados de mayo.

EFE