Oliveros: La antibloqueo formaliza la economía paralela con la que Maduro enfrenta las sanciones

Oliveros: La antibloqueo formaliza la economía paralela con la que Maduro enfrenta las sanciones

14 octubre, 2020 0 Por Editor

La ley antibloqueo que aprobó la semana pasada la ANC no es más que el reconocimiento de la estructura de ingeniería financiera y de neutralización de las sanciones que ya ha venido empleando el gobierno de Nicolás Maduro para resistir los embates del llamado ‘bloqueo económico’.

Así lo considera el economista socio de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, quien asegura que desde el momento que se decretaron esas sanciones “el gobierno actuó, porque está la lógica de retener el poder y resistir”.

“El gobierno de Maduro no se quedó pasivo, no es que se echó a llorar, sino que también montó toda una estructura de ingeniería financiera, de apoyo de países aliados que los han ayudado para intentar neutralizar los efectos de esas sanciones y lo han logrado parcialmente, siguieron comercializando petróleo, oro y otros metales; realizando compras o importaciones de bienes y servicios, e incluso movilizar dinero así sea en efectivo”, señaló.

“Yo creo que lo que se está es formalizando muchas de las prácticas que ya el chavismo venía aplicando desde hace algunos años. Ahora quedan plasmadas en esta ley, probablemente puede haber algún tipo de presión de algunos de estos aliados que necesitan algo mejor, cierto sustento jurídico para seguir soportando estas operaciones y tener mayor grado de libertad en términos de manejo de activos, entrega de esos activos, de participación del sector privado nacional e internacional que les permita seguir neutralizando los efectos de esas sanciones”, apuntó.

Pero es una estructura muy opaca. De acuerdo a Oliveros, “es prácticamente una economía paralela, no se conoce con exactitud su alcance”.

Privatización necesaria

Oliveros apostó por la privatización, la cual aparece reflejada en la antibloqueo, pero una que sea bien llevada, en el marco del Estado de Derecho, con garantías y transparencia.

Lamentablemente -dice- nada de eso existe.

“Todo es extremadamente opaco y lo que podemos terminar teniendo es un traspaso de empresas en áreas específicas y nos podemos conseguir con que no conocemos y no tenemos el alcance de lo que se acordó y de si eso fue beneficioso para la República”, advirtió.

Al mismo tiempo, Oliveros considera que hay sectores en donde el chavismo intentará actuar a través de la antibloqueo, como en las concesiones en temas de metales que “han ganado espacio importante como mecanismo de sustitución imperfecto de ingresos de divisas para el Estado” por la caída de la producción petrolera.

“También estoy pensando en el tema gasolina. El gobierno viene diciendo que participen los privados pero el escollo es que la estructura de comercialización, almacenamiento y distribución está en manos de Pdvsa. No es solamente trae el buque, sino quién lo recibe”, opinó.

“El gobierno tiene un gran cantidad de empresas mixtas, la mayoría la tiene el Estado venezolano, 60%, el resto privadas, algunas extranjeras; puede cambiarse esa composición accionaria, puede el Estado reducirla, para intentar levantar algunos campos con empresas chinas, iraníes y rusas”, argumentó.

Otra área, apunta, puede ser el tema de los hoteles.

“Otra área puede ser el tema hoteles. Muchos de ellos están en el piso y aunque el turismo es de los más golpeados por la pandemia, no es descartable que el gobierno entregue concesión de esos hoteles”, señaló.

Pero también existe el escepticismo y es precisamente en el punto de entrega de las empresas expropiadas a sus dueños originales porque, asegura Oliveros, muchos de esos inversores “no tienen interés de participar por el estado de deterioro por el estado en que están. Algunas de esas empresas tienen procesos en tribunales, como el caso Owens”.

“Pero puede que haya una que otra de interés y que se entregue a algún inversionista”, dijo, en una entrevista en Circuito Éxitos.

Así las cosas, insistió en que “el Estado no debe encargarse de llevar esa gran cantidad de negocios”, por lo que una privatización debe hacerse con condiciones. De lo contrario, “al final lo que se hace es un traspaso de activos del Estado a privados sin condiciones, sin grados de eficiencia y lo que puede pasar al final es una hegemonía pública y privada donde los ciudadanos no nos beneficiemos”.

Manejo del efectivo

Oliveros afirma que el gobierno de Maduro se ha venido bandeando es a través del efectivo y que lo seguirá haciendo para buscar reducir el impacto de las sanciones que les impide transar en el sistema financiero internacional.

“En este momento el Estado no tiene cuentas en el sistema financiero internacional. No tiene capacidad de mover dinero bajo ese mecanismo, Lo que ha hecho son grandes transacciones en efectivo. Una buena parte de compra de oro y crudo se paga al Estado en efectivo. Los gastos del gobierno se mueven en efectivo”, dijo.

Sobre el uso de criptoactivos, también contemplado en la antibloqueo, Oliveros sostuvo:

“Es un mecanismo que al estar al margen del sistema financiero, es utilizado por organizaciones que no quieren que pasen por esa vía para hacer transacciones, pero en realidad, se han movido más al área del efectivo que al tema de las criptomonedas”.

En tal sentido, reconoció la capacidad del gobierno de intentar neutralizar y resistir las sanciones, pues no ha parado en su actividad al no poder mover cuentas.

“Ahí juega un rol importante Cuba, que tiene años en esta situación, en el asesoramiento, pero han montado una estructura paralela que les ha permitido soportar”, añadió.