La Vinotinto sigue sin sumar en las eliminatorias a Catar 2022

La Vinotinto sigue sin sumar en las eliminatorias a Catar 2022

14 octubre, 2020 Desactivado Por Carolina Isava
Perdió ante Paraguay como local 0-1 y tiene dos derrotas. En noviembre le toca jugar contra Brasil y Chile  

Mario Sánchez 

Una nueva decepción para los venezolanos. Ni siquiera con penales a favor el conjunto venezolano pudo convertir y sumó una nueva derrota en el premundial, pero no son solo los resultados. El juego de Venezuela sigue dejando mucho que desear.

Sin duda, Venezuela llegó a las eliminatorias siendo uno de los equipos con más complicaciones previas. Junto a Ecuador (Gustavo Alfaro) eran las únicas selecciones que aún su entrenador no había dirigido un partido oficial. Además, de las bajas conocidas de Salomón Rondón, Yordan Osorio, Mikel Villanueva y Junior Moreno.

La derrota contra Paraguay (0-1 con gol de Gastón Giménez) termina siendo un golpe anímico bastante duro para las aspiraciones del combinado de José Peseiro. Hubo par de acciones importantes que cambiaron el rumbo del partido. Al minuto 68 le anularon un gol a Yangel Herrera cuando el partido estaba 0-0 por una polémica mano. Luego, al minuto 95 cuando ya Paraguay ganaba 0-1 se pitó un penal controversial a favor de Venezuela. El mismo Yangel Herrera tuvo la oportunidad de anotar, pero el portero Anthony Silva se erigió como figura al taparle el penalti al jugador del Granada.

En esta ocasión la zaga defensiva de Venezuela se mostró más compacta y coordinada que en el partido contra Colombia. También fue importante ver a Wuilker Faríñez con mucha más confianza y eso se lo transmitió a su defensa. Sin embargo, la circulación del balón en el mediocampo de Venezuela fue una de sus mayores deficiencias. Teniendo como consecuencia que Machís, Otero y Córdova no recibiesen con abundancia y mucho menos con claridad. Paraguay ganó el mediocampo y eso le permitió tener mayor posesión de balón. Sobre todo, en el primer tiempo.

Mediocampo sin creación

Esta vez José Peseiro planteó un 4-3-3 luego de manifestar en rueda de prensa su insatisfacción por el 4-2-3-1 que se vio ante Colombia. Los volantes de primera línea fueron Tomás Rincón, Yangel Herrera y Cristian Cásseres Jr. Pero, estuvieron carentes de ideas y soluciones para la circulación de la pelota. Además, de que les costaba mucho arrebatarle el balón a Paraguay. Esto, terminó generando que en el primer tiempo el equipo venezolano tuviese una posesión del balón inferior al 30%. La salida limpia de los centrales tampoco ayudó, pues Chancellor y Ángel estuvieron poco precisos en los pases largos buscando a Machís y Otero.

Dependencia a la pelota parada

Rómulo Otero fue probablemente el hombre más importante de Venezuela. El jugador del Corinthians generó muchas faltas y a partir de ellas creo la mayoría de las inquietudes que tuvo el arco paraguayo. En el primer tiempo estuvo muy cerca de anotar un gol de tiro libre con un efecto muy interesante, pero el balón terminó impactando en el travesaño guaraní. Él fue el que terminó asistiendo a Herrera en el gol anulado, que fue una jugada preparada tras ejecución de pelota quieta. Hubo otras oportunidades de Venezuela como lo fue un cabezazo de Córdova con potencia, pero también creada por una pelota parada. Además, del penal fallado por Herrera en el último minuto. 

La entrada de Soteldo en los últimos minutos mostró a una Venezuela más atrevida y con más ideas. Porque cuando la tuvieron Machís y en ocasiones Otero, el equipo Vinotinto no pudo superar las ordenadas líneas defensivas paraguayas.

Cero puntos de seis posibles no es el panorama que Venezuela esperaba. Ahora, vendrán 2 duros rivales en Noviembre: Brasil y Chile.