La sumisión de la verdad en un mundo globalizado

La sumisión de la verdad en un mundo globalizado

14 octubre, 2020 0 Por Editor

El desarrollo de nuevas tecnologías y el avance de las redes sociales hacen que cada vez la verdad y la razón sean tergiversadas, sometidas y reducidas a su mínima expresión, bajo la mirada indefensa de las grandes mayorías de ciudadanos, cuyos medios de información son controlados por grupos de intereses económicos, políticos o ideológicos que buscan mantener, como sea, sus espacios de dominio sin importar sacrificar valores y principios trascendentes.

Bajo la condición predominante de “todo es relativo”, vemos como ideologías totalitarias avanzan disfrazadas de falsas reivindicaciones, supuestas deudas sociales, derechos de minorías y resentimientos acumulados, sobre la ilusoria premisa de abusos históricos sobre etnias, razas, clases sociales o preferencias sexuales, pretendiendo imponer formas de vida e intereses contrarios a los valores sociales que soportan la civilización.

Es así como regímenes de Cuba, China y Rusia ampliamente evidenciados de violar histórica y sistemáticamente los derechos humanos, vienen a ser elegidos para integrar nada más y nada menos que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, dónde se supone existe este organismo para defender a las víctimas de estos regímenes, es decir, que los perpetradores de crímenes de lesa humanidad van a ser quienes defiendan los derechos de sus víctimas, un mundo totalmente al revés en ese absurdo de la razón que quiere imponer como forma de vida la izquierda mundial.

No faltarán los defensores de estos adefesios existenciales, así como no faltan quienes defienden la promoción descarada de la pedofilia, la abusiva, alienante y totalitaria promoción de la ideología de género que hace la industria del entretenimiento y la farándula, desvirtuando valores inalienables como el de la familia natural, el respeto a la dignidad de la persona y la privacidad que debe tener toda relación íntima y sentimental.

Todo esto busca trasformar las mentes de las nuevas generaciones de niños, adolescentes y jóvenes bombardeados por el adoctrinamiento del relativismo moral, el materialismo radical, la ausencia total de valores espirituales, el simplismo de la conducta, responsabilizando siempre a los demás por sus errores y desgracias, sin un ápice de compromiso consigo mismo y con su entorno.

Como una suerte proverbial, también el fácil acceso al globalizado mundo de la información, permite a muchas personas que puedan tener acceso directo a todo el conocimiento acumulado de la humanidad; solo con usar el internet como la autopista de la información que es, siendo esta ventaja una manera directa de contrarrestar los planes de quienes pretenden relativizar la verdad al extremo de obviarla, para apuntalar sus intereses oscuros y mezquinos en nombre la igualdad y la modernidad.

El secreto para el uso de tanta información radica en saber diferenciar la verdad de la mentira, lo bueno de lo malo, lo racional de lo irracional y la oscuridad de la luz; aunque nos tilden de anticuados o conservadores, lo importante es siempre tratar de preservar los valores trascendentes del hombre que nos trajeron hasta este punto de nuestra historia humana y que nos ayude a preservarnos como especie, en sano equilibrio con nuestro entorno.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<

Seguir leyendo en el medio que originalmente publicó esta noticia