Caracas en decadencia: Calles con “pegostes”, malolientes y llenas de desechos

Caracas en decadencia: Calles con “pegostes”, malolientes y llenas de desechos

14 octubre, 2020 0 Por Editor

Foto referencial de La Vega || CRÓNICA UNO

Para cubrir la recolección de los desechos sólidos de tres parroquias del municipio Libertador hay una sola unidad compactadora, que hace cuatro viajes diarios hasta el relleno sanitario ubicado en Las Mayas, parroquia Coche. Esa poca oferta de camiones es una de las causas por las cuales las calles de Caracas están sucias y malolientes.

MABEL SARMIENTO || CRÓNICA UNO

Caracas, vista como la «zona burbuja» del país, también adolece de buena gerencia municipal. Agua, luz, gas, transporte y recolección de los desechos sólidos son servicios que parecieran no tener dolientes, a no ser porque los residentes pagan facturas con montos exorbitantes, como es en el caso de los costos por el relleno sanitario.

El Observatorio Venezolano de Servicios Públicos, en el informe que presentó este 12 de octubre, destacó que 27,8 % de los ciudadanos aseguró que la recolección de desechos en su localidad se realiza una vez por semana; 46,1 % indicó que la traslada a un vertedero cercano y 21,9 % dijo que la deja en plena vía pública. Los datos fueron recogidos en una encuesta aplicada entre abril y mayo de este año en 10 ciudades del país.

Ese informe resaltó que en Caracas la disponibilidad de la basura en botaderos pasó de 70 %. Un dato importante pues deduce que los vecinos al menos hacen el esfuerzo de llevar las bolsas a los contenedores, o a puntos al aire libre de concentración.

Sin embargo, eso no se traduce en un ambiente sano. Pues esos desperdicios pasan mucho tiempo tirados en las calles, lo que favorece la proliferación de moscas, gusanos, ratas y atraen a los que hurgan entre la basura.

Jesús de Nazareth García, empleado de Supra Caracas, reconoció que en estos momentos hay fallas en la recolección. Citó zonas como la calle 18 y el barrio El 70 de la parroquia El Valle, también mencionó zonas urbanizadas como Los Chaguaramos.

Prácticamente las zonas populares se están quedando rezagadas, porque no hay chivitas ni carros Toyotas que suban a los cerros, por eso la recolección es pésima”.

Lee la nota completa en CRÓNICA UNO