Cusanno: La única forma de que no hayan sanciones es que se garantice la democracia

Cusanno: La única forma de que no hayan sanciones es que se garantice la democracia

13 octubre, 2020 0 Por Editor
El presidente de Fedecámaras dijo que la Ley Antibloqueo implica otorgar plenos poderes a una sola persona

Pese a reconocer que la Ley Antibloqueo impulsada por Nicolás Maduro en el seno de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) nace de una instancia cuya legitimidad no es reconocida, el presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, ve como positivo que se hable de respetar la propiedad privada y de reintegrar sus propiedades a quienes les fueron vulnerados sus derechos. “No se puede menospreciar que se diga que se va a ir a un  proceso de privatización, que se vaya a atender la economía desde la visión del sector privado. Tenemos muchos años luchando por eso, pero lamentablemente se hace bajo un paraguas legal que no cumple con las condiciones”, expresó el dirigente empresarial.

Cusanno advirtió que la aprobación del instrumento implica otorgar plenos poderes a una sola persona bajo criterios de total opacidad. Además, considera que dicha legislación pasa por encima de la Ley de Presupuesto, colide con preceptos constitucionales y sería una jugada del oficialismo para mantenerse en el poder. “No queremos un modelo chino y mucho menos el de Cuba. Queremos respeto a los preceptos constitucionales, al derecho a la vida, la salud, la educación y a la alimentación. Que el derecho a elegir, a la propiedad privada y a la libre iniciativa no sean vulnerados. Que las libertades en términos políticos, económicos y sociales sean plenas y no estén bajo el control de un sistema político”.  

Con respecto al posible efecto del instrumento legal en el levantamiento de las sanciones que pesan sobre exfuncionarios y altos personeros del Ejecutivo nacional, Cusanno recordó que estas acciones surgieron ante conductas inapropiadas, y que la única forma de que dejen de existir es que “se asuman conductas democráticas, respetuosas del orden jurídico nacional e internacional. Esta Ley puede hacer más viable la economía, pero bajo qué condiciones de precariedad si de antemano no hay transparencia para tener acceso a la información de los procesos. De lo que si estamos seguros es que no va a regresar inversiones verdaderas de largo plazo que generen empleo y productividad”. 

Elecciones sin condiciones 

Sobre las elecciones parlamentarias convocadas para el 6 de diciembre, el representante empresarial sostuvo que están inscritas en la Constitución, pero que la lucha por las condiciones no ha dado resultados. “No se puede seguir menospreciando el voto como herramienta natural de la democracia para construir cambio, adversar o apoyar posiciones. Estamos entrando en un cronograma electoral, vienen las parlamentarias, regionales, revocatorio y presidenciales. El problema es que si se le sigue dando palo al voto, ¿cuáles son las condiciones para tener un verdadero cambio en términos pacíficos, inclusivos y donde el ciudadano ejerza su  protesta natural a través del voto?”.

Acotó que al no haberse conseguido las condiciones, la opacidad en torno a las parlamentarias se incrementa. No obstante, avizora que en enero de 2021 habrá un órgano que decidirá el marco regulatorio del país. “De 2005 a 2010 nos diseñaron un andamiaje legal que nos lleva por la calle de la amargura. Me preocupa mucho institucionalmente que se aspire rediseñar la legislación laboral, el Código de Comercio o cualquier otra ley con incidencia en la empresa privada. Si no hay equilibrio de pensamiento, de visión democrática, pudiéramos estar ante el diseño de un país más complicado y restrictivo del que ya tenemos”.

De igual modo, considera que la consulta popular anunciada por el sector de la oposición que lidera Juan Guaidó es una propuesta que podría ser positiva en tanto tenga forma de ejecutarse. “Las presiones hasta el día de hoy no han tenido el efecto requerido. La democracia hay que rescatarla. Mientras vamos en el camino de diseñar esa democracia inclusiva, de respeto, donde quepamos todos, hay que buscar soluciones puntuales. ¿De qué sirve una democracia plena con una cantidad de gente caída en el camino y de que sirven también soluciones en el marco de una Venezuela que no vaya a tener libertades políticas sino solo económicas y sociales? Creo que hay que compaginar bien los objetivos de corto, mediano y largo plazo”. 

La contraparte de Maduro

Respecto a presuntos acercamientos del gremio empresarial con el oficialismo, Cusanno reconoció que asistió a una reunión que se realizó el 15 de marzo de este año en Miraflores, a propósito del decreto de emergencia por la pandemia, con la intención de sostener los puestos de empleo y la producción, no con posturas políticas. “Eso permitió que hubiera comunicaciones verbales con el ministro de Finanzas, el ministro de Comercio, con el BCV; pero el verdadero problema es que  hoy quienes detentan el poder se consiguen de frente con la crisis  estructural de las instituciones, del poder de compra y los servicios que ellos mismos crearon. Ahora una verdadera solución integral sustentable en el tiempo pasa por un acuerdo político mucho más profundo que tener una reunión con estos funcionarios, es más complejo lo que vive Venezuela”.

Ante la posibilidad de que tales acercamientos y los acuerdos alcanzados impliquen el reconocimiento al actual gobierno, Cusanno enfatizó que Fedecámaras no es “la contraparte de Maduro”. “La contraparte política está muy bien definida. Ese acuerdo tiene que darse entre los actores políticos, donde los actores civiles tengan acceso en el diseño de lo que se busca con ese acuerdo: las empresas, la academia, los trabajadores, la sociedad civil organizada; donde la comunidad internacional sea garante de esa solución entre venezolanos”.

Reiteró que el reconocimiento sería un tema a discutir en el acuerdo, aunque comentó que en el país y en el mundo hay claridad en torno a legitimidades.  “Hay una visión que busca herramientas jurídicas para dar más poder a pocas personas, pero el problema es la gente”. Cusanno se refirió a encuestas que señalan que más de 80% de los venezolanos está en un profundo drama social y económico. Asimismo, dijo que existe una contracción de casi 28 trimestres consecutivos y que Venezuela es uno de los países con mayor pobreza de la región, con el menor ingreso per cápita. 

“Para solucionar los problemas de la ciudadanía hay que buscar acuerdos. Somos un actor para promover soluciones, ayudar a construirlas y sobre todo a ejecutarlas, como un actor que no aspira al poder, pero que tampoco aspira a ser desplazado en sus posiciones de la visión económica y de producción que necesitamos para rescatar la nación”, subrayó.

Cusanno reiteró que el sector empresarial aspira a la restauración plena de la democracia, pero sobre la base de la realidad de un gobierno en ejercicio y uno interino. “Por supuesto que estamos de acuerdo con un gobierno de transición, pero ¿están de acuerdo los que tienen que ceder el poder? Procurar soluciones puntuales no significa ceder principios. Precisamente por defender los principios y por darle cabida en el tiempo es que estamos en esta posición independiente, autónoma, pero no neutral, ante quien sabemos que es el culpable del drama en Venezuela”.