El régimen chino censuró las críticas de Mike Pence a Beijing por el manejo de la pandemia durante el debate

El régimen chino censuró las críticas de Mike Pence a Beijing por el manejo de la pandemia durante el debate

8 octubre, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

El régimen chino censuró las críticas de Mike Pence a Beijing por el manejo de la pandemia durante el debate // Foto Vía @nvanderklippe

El régimen chino interrumpió la transmisión del debate vicepresidencial del miércoles para evitar que los espectadores chinos escucharan las críticas del vicepresidente Mike Pence sobre el manejo de Beijing de la pandemia de coronavirus.

Por Infobae
La interrupción ocurrió cuando el vicepresidente republicano dijo que “China tiene la culpa” por la pandemia de Covid-19 que hasta la fecha ha matado a más de 211.000 estadounidenses e infectado a más de 7,5 millones, incluido el presidente Donald Trump y una gran cantidad de empleados de la Casa Blanca, además de provocar una crisis económica sin precedentes. La señal regresó cuando la candidata demócrata Kamala Harris tomó la palabra.

En China, el debate se transmitió en CNN, un canal que es interrumpido regularmente por la censura del régimen comunista. En general, el canal está disponible en hoteles, complejos diplomáticos y departamentos frecuentados por extranjeros y no es accesible al resto de la población.

Durante el debate, la señal se interrumpió durante unos 30 segundos, según reportaron varios corresponsales extranjeros en China.

Nathan VanderKlippe, corresponsal en Beijing del periódico canadiense Globe and Mail, fue el primero en señalar el corte a través de Twitter. El reportero publicó una imagen de la interrupción, mostrando que el la pantalla apareció el mensaje: “No hay señal, por favor espere”.

“China censuró los comentarios de Pence sobre China. La señal regresó cuando Harris comenzó a hablar de nuevo”, escribió VanderKlippe.

https://twitter.com/nvanderklippe/status/1314020892742090753/

The Australian Associated Press también informó que los censores chinos habían intervenido para bloquear los comentarios de Pence.

En la parte bloqueada del debate, Pence repitió la línea argumentativa de la administración Trump contra Beijing con respecto a la gestión de la pandemia.

La Casa Blanca ha acusado a China de encubrir el alcance y la gravedad del brote de COVID-19, comenzado en diciembre la ciudad china de Wuhan, y culpó a la Organización Mundial de la Salud por su supuesta complicidad en el encubrimiento.

“China tiene la culpa del coronavirus y el presidente Trump no está contento con eso”, dijo Pence. “China y la Organización Mundial de la Salud no actuaron bien con el pueblo estadounidense, no permitieron que nuestro personal ingresara a China para obtener información sobre el coronavirus hasta mediados de febrero”.

Pence también dijo que el presidente Trump suspendió “todos los viajes desde China” en enero, un paso que según el mandatario salvó “cientos de miles de vidas”. La medida bloqueó la entrada de ciudadanos extranjeros que habían estado en China en los últimos 14 días, mientras los estadounidenses y los residentes permanentes en EEUU siguieron ingresando con la única condición de someterse a una cuarentena de 14 días.

China, protagonista en el debate

La pandemia fue el primer segmento del debate entre Harris y Pence, el único de toda la campaña, que tuvo lugar en Utah.

La relación con China protagonizó varios de los choques más fuertes entre los candidatos. Por un lado, Pence acusó al candidato a la Casa Blanca, Joe Biden, de querer “que la economía vuelva a rendirse a China” y puntualizó que “ha sido la animadora de la China comunista en las últimas décadas”.

Por su parte, Harris respondió a los comentarios de Pence atacando el manejo de la crisis del coronavirus del gobierno estadounidense. “La perspectiva y el enfoque de la administración Trump hacia China ha resultado en la pérdida de vidas estadounidenses, trabajos estadounidenses y la posición de Estados Unidos”, dijo.

“El pueblo estadounidense ha sido testigo del mayor fracaso de cualquier Administración presidencial en la historia de nuestro país”, señaló la demócrata, quien además aseguró que el gobierno “perdió la guerra comercial con China”.

Con el lema “Estados Unidos primero”, Trump ha convertido a China en su peor enemigo, con una guerra comercial de gran impacto.

Además, el líder estadounidense ha culpado repetidamente a China de la pandemia del coronavirus, de prácticas desleales en la relación comercial bilateral y del robo de propiedad intelectual y tecnológica, una rivalidad en cuyo trasfondo subyacente una pugna por la hegemonía política y económica mundial.