La protesta se enciende cuando falta la gasolina

La protesta se enciende cuando falta la gasolina

6 octubre, 2020 Desactivado Por Carolina Isava
De las 748 manifestaciones que se produjeron en agosto, 315 tuvieron que ver con la escasez de combustible
La penúltima semana de septiembre fue la más crítica con 360 protestas a nivel nacional 

 @franzambranor

Solo entre el 20 y el 26 de septiembre de 2020 se produjeron 360 protestas en Venezuela, según se desprende del informe de conflictividad social de ORC Consultores.

El estado donde se registraron el mayor número de manifestaciones fue Barinas con 37, seguido de Distrito Capital con 26 y Yaracuy con 27, entidad esta última donde se produjeron 31 detenciones de acuerdo al Foro Penal Venezolano.

De las 360 protestas que se llevaron a cabo en seis días de septiembre, 81 fueron por la escasez de gasolina, 51 por electricidad, 46 por condiciones laborales, 46 por agua, 41 por gas doméstico y 33 tuvieron que ver con política, se desprende del análisis hecho por ORC. 

“La semana anterior ha sido la más conflictiva durante la pandemia”, dijo Oswaldo Ramírez, director de ORC.

El coronavirus no ha impedido que la gente salga a la calle a protestar para exigir servicios básicos como gasolina, luz, agua y gas. 

Hasta el 27 de septiembre se habían registrado en Venezuela 5.093 protestas, cifra menor a las 7.881 que se produjeron en 2019 hasta la misma fecha.

“El inicio de la protesta fue lento, pero luego explotó”, dijo Ramírez. 

De esas 5.093 manifestaciones, la mayoría se produjeron en estados fronterizos con Colombia como Zulia y Táchira con 469 y 455, respectivamente, seguido de Miranda (448), Distrito Capital (402), Barinas (389), Lara (350) y Mérida (305). 

La falta de combustible ha sido la mayor causa de protesta durante el año con 23,6%, la secunda el agua con 14,65%, condiciones laborales 13,45%, electricidad con 12,49%, gas doméstico con 9,48%, política 8,62%, salud 6,62%, comida o exigencia de las cajas Clap 2,81%, inseguridad 1,67%, saqueos 1,14%, misiones 0,75% y efectivo 0,26%.

“Los días de las crisis de agua entre abril y mayo fueron críticos, después surgió lo de la gasolina en mayo, que volvió la última semana de julio y el reclamo por la electricidad se ha mantenido todo el año”, manifestó Ramírez. 

De acuerdo al estudio de ORC lo que varió entre 2019 y 2020, es la cantidad de gente protestando a la vez en varios municipios del país. “Este año hay grupos más pequeños que salen a manifestar en sus comunidades”, añadió Ramirez.

Para el director de la firma encuestadora Delphos, Félix Seijas, los venezolanos están presenciando una especie de rebelión que reta hasta al coronavirus.

“La situación en los pueblos es terrible. El tema de la luz, agua y gas causa mucha ira e impotencia en el ciudadano. Y todo se une a la profundización de la pérdida de poder adquisitivo, que ya era precaria antes de la pandemia”, dijo Seijas.

De acuerdo a una encuesta del Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos en diez estados del país, 86,4% de los encuestados no recibe agua de forma continua en sus hogares. 

Otra consulta del OVSP indicó que 57,6% de las personas tienen un concepto negativo acerca del servicio eléctrico. 45,4% de la población sostuvo que experimentan casi a diario bajones o fluctuaciones de electricidad.

A juicio del OVSP, 93,2% de los venezolanos tienen servicio de gas doméstico. 39,3% se ha visto obligado a comprar cocinas eléctricas, mientras que 33,2% emplean leña para preparar los alimentos. 

Agosto en llamas

Según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, en el mes de agosto se efectuaron 748 protestas por falta de gasolina y colapso de los servicios públicos, a razón de 25 por dia. 

De esas 748 manifestaciones, 315 tuvieron que ver con la escasez de combustible lo que generó una cifra de 33 detenidos y cuatro heridos en ocho estados del país por la represión de los funcionarios de seguridad del Estado. 

La mayor cantidad de protestas en el octavo mes del año se produjo en el estado Nueva Esparta con 83, seguido por Monagas con 79, Bolívar con 72, Lara con 60, Sucre con 59, Anzoátegui con 51, Mérida con 50, Falcón con 50, Portuguesa con 38, Zulia con 34, Táchira con 32, Trujillo con 26, Barinas con 24, Miranda con 16, Carabobo con 16, Distrito Capital con 14, Cojedes con 11, Aragua con 9, Apure con 7, Yaracuy con 5, Vargas con 4, Amazonas con 4, Guarico con 3 y Delta Amacuro con 1. 

En el estudio del OVCS se desprende que “agosto se posiciona como el mes con mayor número de protestas por gasolina en lo que va de año. La distribución no es garantizada ni a los grupos prioritarios”.

A este abanico de protestas por gasolina y servicios básicos se suma una que no ha sido cuantificada aún, de acuerdo al OVCS, la de las personas que se devuelven a Venezuela. Los retornados han manifestado por malas condiciones de infraestructura, alimentación, servicios médicos y demora en la entrega de las pruebas PCR en los Puntos de Atención Integral (PASI) para el control del Covid-19.

El estado donde se efectuaron más protestas durante agosto por la falta de combustible fue Nueva Esparta con 70, le sigue Lara con 40, Monagas con 36, Bolívar con 31, Portuguesa con 28, Trujillo con 18, Anzoátegui con 17, Barinas con 16, Falcón con 14 y Sucre con 10.

En agosto las modalidades de protesta variaron. Se hicieron 356 cierres de calles y avenidas, 251 concentraciones, 122 pancartazos y 57 paros.    

Mayor represión

La presidenta de la subcomisión de Justicia y Paz de la Asamblea Nacional, Delsa Solórzano, indicó que en nada ha amilanado al Estado el informe de la Misión Internacional de la ONU sobre crímenes de lesa humanidad en Venezuela.  

“La represión sigue siendo la misma o peor, hace poco vimos como el Ejército disolvió una manifestación en el estado Zulia, en Yaracuy sacaron a gente de sus casas y de los 31 detenidos hay cinco con orden de privativa de libertad, en Nueva Esparta hubo 25 detenciones arbitrarias y heridos, el gobierno continúa con su política de amedrentar a un pueblo con hambre y sumido en la peor crisis de servicios”, dijo.

Solorzano aseguró que solo este lunes 28 de septiembre se habían producido 43 protestas en 10 estados del país. 

“Las protestas de 2002, 2006, 2014 y 2017 siempre tuvieron un tinte político, ahora estas recientes se dan porque la gente reclama por su derecho a una vida digna, todo está deteriorado y la gente sabe que el culpable es Nicolás Maduro”, señaló Solorzano. 

De acuerdo a Solórzano las protestas seguirán mientras no se atiendan las necesidades básicas de la población, por lo que lo más probable es que la represión también.  

A juicio de Félix Seijas para que las protestas tengan alguna incidencia en el rumbo del país se debe producir una especie de conexión entre ellas. “La situación de censura de los medios juega en contra y la debilidad actual de la estructuras políticas opositoras también”