La dieta del trujillano varía según el precio de los alimentosCNE presentará máquinas de votación y modalidades de auditoría el …

3 octubre, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

Los trujillanos se ven con la obligación de cambiar sus hábitos alimenticios ante el progresivo aumento de precios en la mayoría de los rubros necesarios para una dieta balanceada, pues a medida que el dólar sube, los productos también, lo que hace cada vez más difícil que las personas puedan mantener una buena alimentación mientras continúan con salarios tan bajos.

Habitantes de la ciudad de las Siete Colinas manifiestan que sus recetas cada vez tienen menos ingredientes, o que por el contrario sustituyen la mayoría de los productos que antes podían adquirir, por unos más económicos.

“En mi casa tenemos una semana sin comprar queso porque ya supera el millón de bolívares y nos sale más rentable comprar suero o cuajada, que todavía conseguimos en 500 o un poco más” manifestó Alberto Materán, habitante del barrio El Milagro.

El aumento en la charcutería dejó a más de un trujillano sin la posibilidad de adquirir esta anhelada proteína, ya que su precio está alrededor de 1.500.000,00Bsf y el pollo se acerca a 1.000.000,00bsf, por lo que algunos simplemente deciden alimentarse con granos, pues alegan que rinde más.

“Yo no pienso comprar más carne o pollo, al menos hasta que baje o me aumenten porque ya no me alcanza, prefiero el kilo de caraota que ronda los 700.000,00, es más económico y nos rinde porque en mi casa somos cinco personas”

Así mismo, las personas tildan de “lujo” productos como el aceite, la mantequilla, mayonesa, salsa de tomate, jamón y productos que suelen ser acompañantes de los almuerzos, desayuno o cena, los cuales cada vez quedan aislados en los anaqueles de los establecimientos comerciales.

Y como ellos, son muchos los trujillanos que cada semana deben modificar la manera de alimentarse debido al aumento desenfrenado de los precios en la mayoría de los rubros alimenticios.

 

Panorama