Intimidación, detenciones arbitrarias y leyes anti-periodismo son prácticas comunes en Cuba, Nicaragua y Venezuela

Intimidación, detenciones arbitrarias y leyes anti-periodismo son prácticas comunes en Cuba, Nicaragua y Venezuela

2 octubre, 2020 Desactivado Por Editor
  • Los derechos informativos en estos tres países se restringen desde las instituciones estatales, principalmente

  • Gobiernos replican los mismos mecanismos que vulneran la libertad de expresión, la libertad de prensa y el acceso a la información pública

IPYS Venezuela, octubre de 2020. El pasado 30 de septiembre se llevó a cabo la presentación del Informe Sombra 2019, casos: Nicaragua, Venezuela y Cuba, a través de las plataformas Zoom y Facebook. El evento contó con la participación de Normando Hernández, director general del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa  (ICLEP); Guillermo Medrano, Consultor y Coordinador de Derechos Humanos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro de Nicaragua; y Marianela Balbi, directora ejecutiva del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela).

Para dar inicio al encuentro, Marianela Balbi dio la bienvenida y explicó algunos elementos generales contenidos en el Informe Sombra 2019 de Voces del Sur, un reporte  que está diseñado para hacerle seguimiento al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 16.10.01. Balbi señaló que en 2019 se reportaron 2.521 alertas relacionadas con violaciones a la libertad de expresión, libertad de prensa y acceso a la información en 8 países. Recalcó que se trata de un crecimiento realmente importante en comparación con 2018, año en el que se registraron 734 alertas. “Esto es una muestra bastante clara de cómo en  ese espacio tanto regional como local de cada uno de nuestros países hay un rápido deterioro de la libertad de expresión, de la libertad de prensa y del acceso a la información pública en contextos cada vez de mayor represión  y restricciones. Además, esto también habla de la alta vulnerabilidad de estas libertades fundamentales en América Latina”, manifestó la periodista venezolana.

Panorama cubano. Tras la primera intervención que ilustró el panorama regional en materia de libertades informativas, tomó la palabra Normando Hernández, director general del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa  (ICLEP), para hablar sobre el caso de Cuba. Hernández afirmó que “el régimen cubano es un asesino de la libertad de expresión y de prensa”. El director general del ICLEP dijo que 2019 fue un año de leyes liberticidas para la libertad de expresión. También indicó que “el marco jurídico cubano funciona como una espada de Damocles sobre la cabeza de los ciudadanos, ya que está lleno de leyes y decretos restrictivos a la libertad de expresión”.

“Otro de los problemas graves en Cuba contra la libertad de expresión es la ausencia de personalidad jurídica de la prensa independiente. La única organización reconocida por el régimen es la Unión de Periodistas de Cuba y todos los que la integran -sin excepción- son empleados del gobierno que escriben según los intereses de las políticas gubernamentales”, declaró Hernández.

En materia de cifras, el director general del ICLEP manifestó que “en Cuba, hay un promedio de 24 violaciones periodísticas cada mes para un  total de unas 288 violaciones en todo el año”. Hernández acotó que “el método represivo que más utiliza el régimen cubano es la amenaza y la agresión psicológica. Seguido por las detenciones arbitrarias, las cuales duran cortos periodos y siempre están acompañadas de vejaciones, amenazas, actas de advertencias, entre otros mecanismos”.

Asedio nicaragüense. Guillermo Medrano, Consultor y Coordinador de Derechos Humanos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro de Nicaragua, inició su ponencia destacando que a Cuba, Venezuela y Nicaragua los une la represión, el asedio y la intimidación a la prensa pero también los une tener periodistas valientes y decididos a contar la verdad.

El Coordinador de Derechos Humanos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro de Nicaragua relató que en territorio nicaragüense desde 2018 se han registrado una serie de casos de violaciones no solamente a los derechos  de libertad de prensa y acceso a la información pública sino a los derechos humanos en general.  Aseveró que de 1267 alertas reportadas en Nicaragua en el Informe Sombra 2019, 1013 casos corresponden al uso abusivo del poder estatal.  “Se puede reflejar en todo el país la extensión de un Estado policiaco impuesto y coordinado por el régimen de Daniel Ortega. Además, se han incrementado el acoso y el uso de un lenguaje estigmatizante contra la prensa independiente”, afirmó.

Medrano añadió que “a partir de mayo de 2020, se ha pasado a una etapa de judicialización del trabajo de la prensa independiente en Nicaragua y hay cinco periodistas que han sido citados por los órganos judiciales y han sido querellados por ejercer su derecho a informar”. De igual forma, reveló que “ha habido elementos de modelaje en materia legislativa de Cuba y Venezuela para silenciar a los periodistas en Nicaragua”. “Se está viviendo una especie de réplica”, enfatizó.

Situación venezolana. Marianela Balbi fue la encargada de hablar del panorama venezolano. La directora ejecutiva de IPYS Venezuela indicó que la influencia cubana en Venezuela permea el tema de la represión y de la comunicación. “Venezuela ha adoptado mecanismos como el uso de la justicia penal, persecución selectiva de los periodistas y medios independientes, la detención sin orden judicial, la confiscación de pasaportes, la prohibición de periodistas de salida del país, la usurpación de funciones para acusar a los periodistas de actividad ilegal, entre otras prácticas”.

Balbi tocó el tema de las restricciones de internet que están ocurriendo con cada vez mayor frecuencia en el país que, según el Informe Sombra 2019, acumuló 642 alertas vinculadas con vulneraciones a los derechos informativos. Pese a la situación desoladora que caracteriza al territorio venezolano, Balbi expresó que “se está revalorizando el periodismo de investigación en Venezuela, y que éste ha tenido un repunte para denunciar y visibilizar esos temas de interés público”. Asimismo, destacó que “la ciudadanía está sintiendo que la represión del Estado no es solamente contra el periodista, sino contra cualquier ciudadano que ejerza la libertad de expresión”.

Finalmente, la directora ejecutiva de IPYS Venezuela agradeció a los participantes por sumarse a la iniciativa y a los asistentes por conectarse al evento.

Vuelve a ver la presentación en vivo aquí:

IPYS VENEZUELA