Asesinó a su jefe de una puñalada

Asesinó a su jefe de una puñalada

2 octubre, 2020 Desactivado Por Editor

|| Luis Chunga  
|| Fotos Rodolfo Gamarra

El homicida se molestó porque le llamó la atención para que dejara de tomar y se dedicara a trabajar

Una fuerte discusión entre un comerciante y su ayudante terminó en un homicidio, cuando  un sujeto identificado como  Juan Ramón García (57) molesto, sacó un cuchillo y le propinó a su jefe una severa puñalada a la altura del pectoral izquierdo, a escasos centímetros del corazón que le ocasionó la muerte. Hasta el mediodía de ayer el cadáver no había sido identificado.

El lamentable homicidio ocurrió a eso de las 1:00 de la tarde del pasado miércoles en la 6ta Avenida, entre las calles  Luisa Cáceres  de Arismendi y Carbajal, del populoso barrio 23 de Enero, del municipio Girardot, estado Aragua. Fuentes extraoficiales aseguraron que todo comenzó cuando el comerciante quien se dedicaba al reciclaje y  recolección de todo tipo de cartones, llegó acompañado de su empleado para recoger una mercancía en una conocida bodega de la mencionada calle.

Mientras el jefe conversaba con un cliente y sacaba los cartones para pesarlos y determinar el costo que tendría que pagar, el ayudante se dirigió a una licorería y compró una cerveza. Con la bebida alcohólica en sus manos se sentó a beber debajo de una mata de mango.

El patrón al ver lo que hacía su ayudante, se acercó y le reclamó diciéndole, “estas no son horas de tomar caña, yo te pago para que me ayudes, no es posible que yo me encargue de todo y tu estés tomando en horas de trabajo”, le recriminó.

Al parecer, estas palabras no le gustaron al empleado quien le contestó airadamente respondiéndole, “yo tomo a la hora que me da la gana, con  esos miserables reales que me pagas no me alcanza para vivir,” le respondió. Desde ese momento la discusión “subió de tono”  y casi se van a las manos. La reacción del patrón no se hizo esperar. Presuntamente agarró la botella  y vació la bebida en el suelo y después la botó.

Esa acción molestó mucho a García, y lleno de ira sacó un filudo cuchillo que  tenía escondido entre su vestimenta,  sin pensarlo dos veces le aplicó una certera puñalada  en el pecho, a la altura del corazón, originándole una hemorragia  que a los pocos minutos le ocasionó la muerte.

Los vecinos que  fueron testigos circunstanciales del crimen corrieron hacia el lugar donde  ocurrió el suceso con el objetivo de prestarle ayuda al herido, lo trasladaron hasta el servicio de emergencia del ambulatorio del 23 de Enero, pero lamentablemente falleció a los pocos minutos de haber sido ingresado.

El agresor se quedó paralizado por lo que había sucedido, pero luego reaccionó  y se dio a la fuga corriendo dirección hacia  el peaje de Tapa Tapa, pero no se imaginó que una turba de vecinos iría tras él. Al parecer el homicida no era de la zona porque en su afán de escapar agarró la calle equivocada  porque llegó derechito hasta la sede de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes  advertidos por los gritos de la gente, salieron a la calle para ver lo que había sucedido y se encontraron frente a frente con el homicida.

Inmediatamente fue detenido y  protegido porque los vecinos querían agarrarlo para darle una paliza. El individuo fue capturado y posteriormente  entregado a los funcionarios de la Brigada de Homicidios de la Delegación municipal Maracay (Cicpc).

 

Ambulatorio-del-23-de-Enero011020El herido fue trasladado hasta el ambulatorio del 23 de Enero, pero falleció a los pocos minutos de haber sido ingresado

Panorama