Diputados y educadores exponen la gravedad del sistema educativo venezolano

Diputados y educadores exponen la gravedad del sistema educativo venezolano

1 octubre, 2020 Desactivado Por Editor

Diputados y educadores exponen la gravedad del sistema educativo venezolano

Este miércoles, la Comisión Especial de Justicia y Paz de la Asamblea Nacional, a través de la Subcomisión de Promoción Ciudadana para el Encuentro, llevó a cabo un webinar que tuvo como objetivo de debate central los Derechos Humanos y la educación en Venezuela.

Centro de Comunicación Nacional

El encuentro estuvo moderado por el Diputado Luis Emilio Rondón, Presidente de la Subcomisión de Promoción Ciudadana para el Encuentro, quien dio la bienvenida y explicó que desde los inicios de la comisión el pasado año, se han empeñado en trabajar para que la transición se lleve a cabo con bases sólidas, con un elemento legislativo fuerte y un marco operativo propio, haciendo referencia a la educación como parte fundamental de la garantía de los DDHH y a la fuga del sistema educativo de los estudiantes desde la primaria y también de los docentes de los distintos componentes, que se ha intensificado en los últimos años y que ahora se le suman los efectos terribles de la pandemia desde marzo de este año y la politización de la situación.

En esta época del conocimiento, los avances de la sociedad, nos lleva a enfocar uno de los elementos más importantes, que tiene que ver con la educación, que permitirá que una sociedad pueda progresar sobre bases firmes, sustentadas en el trabajo y de una forma eficiente que permita que esos procesos se materialicen”.

El primero en participar, fue el especialista en el tema educativo, Luis Bravo, quien explicó que en Venezuela hemos vivido una época de paradoja o una contradicción importante, entendiendo que por un lado existe una constitución aprobada en 1999, que habla de inclusión, empoderamiento ciudadano, DDHH e incluso, lleva a la ciudadanía a formar parte de la parte media, mientras que la realidad habla de un sectarismo excluyente, la cancelación de los DDHH fundamentales y un empobrecimiento de la población, que es lo que ha vivido nuestro país desde el 99.

Hizo también referencia al informe del informe de la Misión de la ONU, detallando que es sumamente importante porque se trata de una verificación de hechos que han sido denunciados desde hace tiempo por el mundo de la educación y del mundo político, además de ser un señalamiento de responsabilidades. A su vez, aprovechó la oportunidad para recordar que desde el equipo de Plan País, se están preparando las acciones necesarias que deban tomarse cuando se logre la transición en Venezuela, para así fortalecer el sistema educativo.

La Diputada Bolivia Suárez, Presidenta de la Subcomisión de Educación de la Asamblea Nacional comenzó su intervención haciendo referencia a la definición clásica de DDHH, para graficar como este concepto, junto al de educación, van de la mano. “Su función consiste en promover la condición del Estado para que ofrezca a todos una calidad de vida adecuada, nada más alejado de la realidad venezolana”

Hablo también sobre lo incalculable que es el grave daño generacional causado por el régimen, al punto de que la declaración de emergencia humanitaria compleja e el sector educativo, realizada hace dos años por la Asamblea Nacional, ya perdió vigencia, según ella, “Estamos viviendo una catástrofe humanitaria en cuanto a educación”

La diputada explicó durante su participación, cómo se profundiza la brecha digital y pedagógica entre los que solo pueden acceder a la educación pública y desgastada y los que pueden pagar educación privada

No pudo dejar de mencionar el trato irresponsable y pedagógico que durante la pandemia, el régimen de Nicolás Maduro ha dado al sector educativo, poniendo en peligro la salud del personal educativo, padres, niños y sociedad en general, al convertir los colegios en campos de concentración.

Tenemos el compromiso de trabajar articuladamente con todo el sector educativo, para adelantar el trabajo que hemos venido llevando a cabo de la mano del presidente Juan Guaidó y el equipo de Plan País. Sabemos que esto lo vamos a lograr con un gobierno de emergencia nacional”.

Por su parte, la Lic. Nancy Hernández, representante nacional de las comunidades educativas, dio cuenta de algunas de las cifras más alarmantes de la realidad educativa en Venezuela, señalando que la educación en y sobre todo la educación básica, debe ser gratuita, inclusiva, plural y accesible y estos principios no se cumplen, aún más, se ha dificultado en el proceso de la educación a distancia durante la pandemia. “Es importante saber qué derechos se nos están negando, no sólo como estudiantes, sino como docentes y padres(…) La educación no es gratuita. No basta sólo con que no se cobre matrícula, debe garantizarse también transporte, uniforme, libros y la alimentación necesaria que esté acorde a los niños y adolescentes que hacen vida en el plantel y se corresponda con sus exigencia nutricionales en plena etapa de formación”.

Gustavo Padrón, dirigente gremial del sector educativo, habló sobre las precarias condiciones a las que se someten los niños y educadores, detallando que en más del 75% de los planteles educativos en Venezuela, no sale agua por los grifos y en más de 60% de las aulas no hay luz ni visibilidad para trabajar.

El maestro no puedo vivir en paz porque no tiene una seguridad social, hospitalaria y médica. Un maestro gana menos de 3$ y su servicio funerario es de 200bs, la infraestructura escolar está en el piso” al tiempo que explicaba la necesidad de desnudar la realidad de los DDHH para hacerlo viral y poderlo mejorar en un gobierno de emergencia nacional como lo planteó el Presidente (E) Juan Guaidó.

La Diputada Delsa Solórzano, Presidenta de la Comisión Especial de Justicia y Paz, fue la encargada de dar las palabras de cierre del evento, previo a la ronda de preguntas, donde explicó que la educación es un DDHH y se supone que es uno con el que nacemos. Son derechos que no se debaten, no se discuten y como consecuencia, el Estado está en el deber de garantizar.

La diputada señaló que los problemas educativos en Venezuela tienen muchísimo tiempo, pero que las últimas dos décadas han representado un incremento en la crisis de educación, añadiendo que la crisis humanitaria compleja influye de manera importante en la deserción estudiantil, teniendo el testimonio de madres que no pueden enviar a sus hijos al colegio porque no tienen comida.

Los sectores populares no tienen internet, teléfonos, computadoras. ¿Cómo pretenden que haya igualdad educativa en los niños? Esas cosas tendrían que ser tratadas por un Estado serio y mientras se mantenga la usurpación en el poder no hay posibilidad de real de solucionar esta crisis y por eso todo nuestro tiempo lo estamos usando para lograr democracia en nuestro país y así mejorar el sistema educativo en el cual la única diferencia sea entre quienes pueden acceder a la educación privada y educación pública, pero de calidad”.

Nosotros estamos empeñados en que en Venezuela haya futuro, pero para que cada ciudadano tenga futuro, es necesario que tenga una buena educación.