Estados Unidos pone precio a las cabezas de dos responsables del colapso eléctrico en Venezuela

Estados Unidos pone precio a las cabezas de dos responsables del colapso eléctrico en Venezuela

30 septiembre, 2020 Desactivado Por Editor

En el marco del Programa de recompensas contra la delincuencia organizada transnacional, el Departamento de Estado norteamericano anunció que ofrece cinco millones de dólares por información sobre funcionarios públicos del régimen de Nicolás Maduro, Luis Motta Domínguez y Eustiquio José Lugo Gómez, para enfrentarlos a la justicia. 

“Hoy, el Departamento de Estado de los Estados Unidos anuncia ofertas de recompensa de hasta $ 5 millones cada una por información que conduzca a los arrestos y / o condenas de Luis Alfredo Motta Domínguez y Eustiquio José Lugo Gómez”, informó el Departamento de Estado en un comunicado. 

Motta Domínguez fue nombrado en el año 2015 como presidente de la Corporación Nacional de Electricidad (Corpoelec) en Venezuela y, posteriormente, ese mismo mes, fue nombrado ministro de Electricidad. 

Por su parte, Lugo Gómez fue Viceministro de Finanzas, Inversiones y Alianza Estratégica en el Ministerio de Electricidad y director de Compras de Corpoelec bajo Motta Domínguez.

DE INTERÉS: Departamento de Estado de EE. UU. ofrece recompensa por tres nuevos exfuncionarios chavistas

El pasado 27 de junio de 2019, Motta Domínguez y Lugo Gómez fueron imputados por conspiración para cometer lavado de activos y lavado de instrumentos monetarios en el Distrito Sur de Florida. Según la acusación formal, Motta Domínguez y Lugo Gómez supuestamente otorgaron a tres empresas con sede en Florida más de $ 60 millones en contratos de adquisición con Corpoelec a cambio de sobornos pagados a ellos o para su beneficio.

Asimismo, el 28 de julio de 2020 les fue prohibido el ingreso a Estados Unidos por su supuesta participación en hechos de corrupción. 

El comunicado destaca que estas acciones demuestran el compromiso del Departamento de apoyar los esfuerzos de aplicación de la ley para combatir el tráfico de drogas y el crimen organizado transnacional.