Joel García tras informe de la ONU: Alfredo Ruiz y Tarek W. Saab deben poner sus cargos a la orden

Joel García tras informe de la ONU: Alfredo Ruiz y Tarek W. Saab deben poner sus cargos a la orden

16 septiembre, 2020 0 Por Editor
Advertisement

El abogado Joel García reaccionó al informe de la ONU sobre violación de ddhh en Venezuela e indicó que el defensor del pueblo, Alfredo Ruiz y el fiscal TSJ/ANC Tarek William Saab deben poner sus cargos a la orden.

«Espero que el defensor del pueblo y el fiscal general, ya estén en conocimiento del informe de la Misión de Determinación de los Hechos de la ONU, y por ello, pongan sus cargos a disposición. La responsabilidad es por acción o por omisión», recordó en Twitter.

Por su parte, el también experto en leyes, Luis Izquiel destacó que en el informe se señalan con nombre y apellido a los principales responsables. «Misión de la ONU comprobó la comisión de delitos de lesa humanidad en Venezuela, ejecutados de forma sistemática y como parte de una política de Estado. En el informe se señalan con nombre y apellido los principales responsables. Solo queda que la justicia internacional actúe».

El exfiscal Zair Mundaray indicó que los responsables señalados por la ONY son los mismos que convocan al «fraude» del 6 de diciembre y cuestionó: ¿Esto agrega un nuevo elemento, la obediencia a criminales?.

Luisa Ortega Díaz no tardó en pronunciarse y calificó el informe como «un importante logro». «Hemos acreditado muchísimas de las pruebas y documentos que hoy se consolidan en este informe. Oficialmente el régimen de Maduro es calificado como violador sistemático de ddhh».

«Es inminente que la Corte Penal internacional actúe contra los responsables».

Una Misión Internacional a la que la ONU encargó investigar la situación de ddhh en Venezuela concluyó este miércoles que Maduro y sus ministros del Interior y Defensa están involucrados en graves crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad del país.

El informe ofrece amplia información «que demuestra que las autoridades del Estado -tanto a nivel presidencial como ministerial- ejercían poder y supervisión sobre las fuerzas de seguridad civiles y militares, y las agencias identificadas como autoras de las violaciones y crímenes documentados».