Pena de muerte para dos activistas por enfrentamiento con la Policía en Vietnam

Pena de muerte para dos activistas por enfrentamiento con la Policía en Vietnam

14 septiembre, 2020 0 Por Editor
Advertisement

Hanoi (Vietnam), 18/08/2020.- Soldados vietnamitas con mascarillas se sientan en un camión en una calle de Hanoi, Vietnam, el 18 de agosto de 2020. Las autoridades vietnamitas imponen una multa de hasta trescientos mil y VND (alrededor de 13 Dólares estadounidenses) para las personas que ignoran el uso de una mascarilla en público. EFE / EPA / LUONG THAI LINH

Un tribunal de Hanói condenó este lunes a pena de muerte a dos de los 29 acusados por un trágico enfrentamiento con la Policía, fruto de una disputa por la tierra ocurrida a principios de año en la comarca de Dong Tam, cercana a la capital vietnamita.

Según informó el periódico judicial Phap Luat, otro de los acusados fue condenado a cadena perpetua y el resto de los implicados recibieron diversas penas de cárcel y un mínimo de 15 meses de suspensión por los sucesos ocurridos en enero, cuando tres policías y un líder vecinal perdieron la vida.

El choque tuvo lugar en la madrugada del pasado 9 de enero, cuando un destacamento de cientos de agentes entró en la aldea de Dong Tam, a las afueras de Hanói, para proteger la construcción de un muro en un terreno disputado por los vecinos y el Ejército.

El duro enfrentamiento causó una gran conmoción en el país por la muerte de Le Din Kinh, un líder vecinal de 84 años y miembro del Partido Comunista que se había erigido en la principal voz contra la confiscación de las tierras de los campesinos del pueblo para construir un aeropuerto militar.

Según la versión policial, los residentes acusados, liderados por el anciano, se resistieron con violencia a la acción policial y rociaron con gasolina y quemaron hasta la muerte a tres de los agentes.

La versión de los disidentes apunta a que la Policía ejecutó al anciano Le Din Kinh, lo que provocó la ira de los vecinos.

Phil Robertson, subdirector de Human Rights Watch en Asia, declaró que la dura sentencia no es sorprendente y criticó que el tribunal de Hanói no es independiente porque tiene que dictar veredictos “determinados por adelantado por el Partido Comunista”.

Asimismo, denunció que el proceso ha estado plagado de irregularidades procesales que “impidieron la posibilidad de un juicio justo”.

En un país con una disidencia maniatada por las constantes detenciones y donde la prensa está bajo control estatal, los conflictos por la tierra han sido uno de los escasos motivos de agitación social.

Aunque la mayoría de ellos apenas tienen repercusión en los medios y se terminan con la resignación pacífica de los expropiados, algunas veces desembocan en violencia.

EFE