Runrunes de Bocaranda: BAJO – DESDE OK DIARIO

Runrunes de Bocaranda: BAJO – DESDE OK DIARIO

11 septiembre, 2020 0 Por Editor
Advertisement

 DESDE OK DIARIO

Son citas textuales. La publicación en este periódico español, hace pocas horas, reitera lo que muchas veces señalamos diferentes medios y periodistas sobre el patrocinio descarado de los “camaradas” de Podemos por parte de Hugo Chávez usando (¿regalando?) fondos venezolanos provenientes del petróleo que estaba en ese entonces hasta 100 dólares por barril.

Rafael Isea declaró en New York que Chávez pagó $ 7 millones a partido español Podemos

“En el financiamiento de la Fundación CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales) –en la que Pablo Iglesias estuvo en el Consejo Ejecutivo– se recibió dinero de la dictadura chavista venezolana de forma habitual. Una de las personas clave en los pagos a la fundación de Podemos fue Delcy Rodríguez, que dio dinero a CEPS desde los diferentes departamentos por los que fue pasando.

La cifra global de dinero que la fundación podemita y sus ocho compinches recibieron a título personal de las distintas áreas que comandaba la protagonista del ‘Delcygate’ se eleva a 1.856.849,53 euros, tal y como detalla la documentación interna de esta fundación en poder de OKDIARIO (todos los documentos están digitalizados en su portal okdiario.com).

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, tenía una posición privilegiada en CEPS: formaba parte del Consejo Ejecutivo como “responsable de investigación”; justo el concepto por el que más trabajó la fundación para la dictadura venezolana. Junto con Iglesias, gran parte de la cúpula que posteriormente fundó Podemos trabajaba también para CEPS: Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Luis Alegre, Alberto Montero, Ariel Jerez, Rubén Martínez Dalmau y Txema Guijarro.

Los pagos realizados por los departamentos liderados por Delcy Rodríguez abarcan desde febrero de 2006 hasta octubre de 2014. 8 años. Hay que recordar que Podemos nació ese mismo año 2014, en el mes de marzo. Mantener esos cobros con el partido creado era un riesgo evidente a efectos de la normativa española de financiación ilegal y con dinero procedente del extranjero. Justo en ese momento, se paralizó el cobro a través de CEPS y se incrementó la relación con otra entidad, CELAG, en la que figuran Juan Carlos Monedero, Alfredo Serrano (tildado por Chávez como “el Jesucristo de la economía”) y el propio Rafael Correa –expresidente de Ecuador– como miembros de los Consejos determinantes de la entidad.

En CELAG, además, jugó un papel clave como impulsor Íñigo Errejón, (otro de los que Chávez se ufanaba diciendo en cadena que eran sus asesores en Miraflores). Durante ocho años, Delcy Rodríguez destinó diferentes cantidades de dinero a la Fundación CEPS otorgados por los distintos departamentos en los que tuvo voz y mando: desde el área del Ministerio de Poder Popular dependiente del Despacho de la Presidencia de Venezuela –febrero de 2006 a agosto de 2006–; desde su cargo de coordinadora general de la Vicepresidencia de Venezuela –2007 a 2008– y desde su función de ministra del Poder Popular para la Comunicación e Información entre agosto de 2013 y octubre de 2014. En gobiernos de Chávez y de Maduro.

Los convenios de colaboración, firmados por la mano derecha de Maduro que ha puesto en jaque al Gobierno socialcomunista por el ‘Delcygate’, permitieron a las arcas de la Fundación CEPS, controlada por Pablo Iglesias y otros de los impulsores de Podemos, contar con una inacabable fuente de financiación de más de 1,85 millones de euros.

Algunos de los ‘encargos’ contaban con indicaciones genéricas, como la de “Convenio con Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela”, y otros más específicos, como el “Convenio con la Compañía Venezolana de Televisión”. Pero todos ellos tenían como denominador común una mentora: Delcy Rodríguez (por supuesto que por órdenes de Hugo y Nicolás). Los importes otorgados a CEPS, como demuestra la documentación en poder de OKdiario, oscilan entre los más pequeños de 31.939 euros hasta cifras más importantes de 173.967,48 euros o 290.260,24 euros.

 MÁS DINERO ROBADO A PDVSA

El Fiscal General de Suiza está llevando a cabo investigaciones criminales en torno a un soborno masivo en la compañía petrolera venezolana. Silenciosamente había suspendido una investigación inicial a principios de este año (tenían 3 años en ella) tras no conseguir apoyo del gobierno de Maduro en las pesquisas que involucran a altos funcionarios activos o retirados de los regímenes de Hugo Chávez y del actual.

El fiscal con sede en Berna dijo que abrió un proceso penal este mes y uno en julio por sospechas de lavado de dinero en relación con PDVSA en un comunicado enviado a finews.com el martes. Ambas pesquisas son contra personas desconocidas.

PDVSA representa un soborno de proporciones épicas: aproximadamente $ 1500 millones desaparecieron de las arcas de la empresa entre 2002 y 2014, según algunos portales que hacen seguimiento a la corrupción venezolana.

Numerosos senderos conducen a los bancos off-shore de Suiza y Liechtenstein, como informó la agencia finews.com el lunes pasado. El portal dice que “el saqueo se contrapone a la hiperinflación, la escasez de alimentos y medicinas y el desempleo creado por el gobierno del actual presidente Nicolás Maduro”.

Bancos suizos, incluidos Credit Suisse y su antigua filial Clariden Leu, UBS, Julius Baer, EFG International, Compagnie Bancaire Helvetique o CBH, Banca Zarattini y Mirabaud, han aparecido en la corrupción originada desde PDVSA.

Transparencia Internacional (T.I.) dio la bienvenida a la investigación suiza. Esta ONG activista anticorrupción había criticado el hecho de que Suiza “pusiera en naftalina” (engavetando) la investigación inicial”, diciendo que “planteó la cuestión de si el Fiscal General suizo habría agotado todas las vías antes de detener la investigación criminal”, dijo a finews.com el director de T. I. suizo, Martin Hilti, quien agregó que otras opciones de investigación incluyen un canal legal abierto para interinformación con Estados Unidos, que ha tomado la delantera respecto a Venezuela; rastreo de canales suizos en busca de delitos determinantes del blanqueo de dinero; o las propias investigaciones de Finma, que hasta ahora han sancionado a dos bancos: Credit Suisse y Julius Baer.

 COVID 19 Y GORDURA

La obesidad está resultando ser uno de los indicadores clave de que una persona tendrá un encontronazo particularmente malo con la covid-19. Un estudio encontró que las personas con índices de masa corporal superiores a “30” tienen un riesgo mucho mayor de hospitalización, cuidados intensivos y muerte.

Otra evidencia mostró que las personas menores de 60 años tienen de dos a tres veces más probabilidades de ser ingresadas en el hospital por covid-19 si son obesas. “Casi pensamos que esto es similar a tirar un fósforo en un polvorín”, dijo Sara Tartof, científica investigadora de “Kaiser Permanente”.

Con una de las tasas de obesidad más altas del mundo, algunos expertos creen que eso ha contribuido a la sorprendente tasa de mortalidad por coronavirus en los Estados Unidos.