Los que no se rinden | Convite defiende los derechos sociales de las personas mayores

Los que no se rinden | Convite defiende los derechos sociales de las personas mayores

10 septiembre, 2020 0 Por Editor
Advertisement
La ONG tiene presencia en 11 ciudades del país, en algunas con equipos propios y en otras con aliados

@fefamaya

Según la ONG Acción Solidaria, para 2019, 85% de las medicinas en Venezuela escaseaba. Como parte de sus labores, la asociación civil Convite se ha dedicado a defender derechos sociales, principalmente el derecho a la salud.

Luis Francisco Cabezas, uno de los fundadores de Convite, aseguró que a pesar de que la escasez de medicamentos disminuyó, ahora la gran barrera que enfrentan las personas que necesitan medicinas es el alto costo de ellas. “Las personas mayores, hipertensas y diabéticas no toman sus medicinas lo cual los pone en riesgo”, dijo.

La organización fue fundada por Cabezas y la profesora e investigadora Yolanda D´Elia con el objetivo de defender los derechos sociales en Venezuela.

Convite se enfoca en la garantía del derecho a la salud, específicamente en personas mayores, por lo que ofrecen apoyo en diferentes ancianatos del país. Uno de sus objetivos, es ser el canal de comunicación entre el donante y la persona que necesita la ayuda con el fin de que la ayuda sea sostenible. 

Desde el 13 de marzo, cuando inició el período de confinamiento por la pandemia de COVID-19, Convite no ha parado de trabajar y de hacer llegar ayuda a los respectivos ancianatos. 

¿Cómo y cuándo nace la organización?

La Asociación Civil Convite surgió en febrero de 2006. Los fundadores fuimos Yolanda D´Elia y yo -Luis Francisco Cabezas-. Surgió fundamentalmente por el interés de trabajar en la defensa de los derechos sociales. 

¿Cuál era el contexto histórico al momento de nacer la ONG y cuánto ha mejorado/empeorado el entorno hasta ahora?

En 2006, ya se apreciaba un contexto de vulneración de derechos. Sobre todo en el tema de la salud. Había un crecimiento notable del autoritarismo y del desmantelamiento de la institucionalidad. Nosotros arrancamos con mucha fuerza en el área de derecho a la salud. Parte de nuestro interés era documentar esa situación.

Desde entonces, la situación ha ido empeorando, teniendo cada vez más limitaciones para operar, más persecuciones, más intimidación y hostigamiento a las organizaciones que defienden los derechos. 

¿En qué áreas se desempeña la organización?

Garantía de los derechos sociales en todas las poblaciones, específicamente en lo que son las personas mayores y el derecho a la salud. Además, Convite también se asegura de defender los derechos políticos.

¿A qué se dedicaban los fundadores antes de crear esta ONG?

Yolanda D´Elia es investigadora en el área social y yo ejercía Gestión de Estado, trabajé en la alcaldía de Chacao durante dos gestiones y en la Gobernación de Miranda.

¿Qué servicios ofrece?

Convite realiza las “tres D”. Documentamos, denunciamos y difundimos. Documentamos situaciones que exponen y vulneran los derechos de las personas. La documentación es rigurosa y se realiza bajo un método que diseñamos. Tal proceso ayuda a sustentar las denuncias, tanto en el Sistema Interamericano, Corte Interamericana de Derechos Humanos y las Naciones Unidas, como en el Sistema Internacional de Justicia. Con la difusión hacemos visible esta información y vamos demostrando a personas de la sociedad que las denuncias deben hacerse.

¿Cuántas personas trabajan en la organización?

Actualmente 56 personas. Convite tiene presencia en 11 ciudades del país, en algunas con equipos propios y en otras con aliados. 

¿En qué zonas operan?

Mérida, Maracaibo, Barquisimeto, Valencia, San Carlos, San Juan de los Morros, Caracas, Puerto La Cruz y Puerto Ordaz. Próximamente San Felipe y Valera. 

¿Con quién tienen alianzas estratégicas?

Valoramos mucho las organizaciones locales, por lo que se apoyan en ellas e invitan a estas ONG a apoyarse en Convite. “Nuestra idea es apoyarnos de ellos y a la vez ser un soporte de ayuda. Permitir que aprendan de nuestro oficio y nosotros también del de ellos”, indicó Cabezas.

Algunas de las organizaciones con las que Convite posee alianzas estratégicas con Codehciu, Kapé Kapé y pertenece a la red nacional de asociaciones civiles, Sinergia.

¿Cuáles son las mayores vulnerabilidades de las personas que atienden?

La negación al derecho a la salud y, por ende, la negación del derecho a la vida. 

A pesar de que la escasez de medicamentos disminuyó, ahora la gran barrera que enfrentan las personas que necesitan medicinas es el alto costo de ellas. Esa situación debe hacerse visible. Las personas mayores, hipertensas y diabéticas no toman sus medicinas lo cual los pone en riesgo. 

¿Cómo pueden ayudar personas que estén interesadas en hacerlo?

Actualmente, Convite está desarrollando un soporte de ayuda humanitaria dirigido a las personas mayores, atendiendo a los ancianatos. Se puede colaborar a través de insumos como alimentos perecederos, insumos de bioseguridad. No recibimos ropa. 

La ayuda puede hacerse de dos maneras: directamente a Convite o directamente a los ancianatos. En el segundo caso, Convite se encargaría de ser el puente conector entre el donante y el que necesita la ayuda. 

¿Cuáles son los mayores retos y amenazas de la organización?

El mayor reto es resistir y sobrevivir. Adecuarnos a esta nueva normalidad, seguir haciendo lo que sabemos hacer y no abandonar a la gente. Mantener a nuestros equipos animados y protegidos ante la COVID-19 también es un reto.

Además, las amenazas siempre están latentes sobre todo porque realizamos activismo que defiende los derechos humanos en un país donde se persigue a la disidencia, por lo que, son víctimas de hostigamiento y persecución. 

Un caso emblemático

El apoyo que logramos gracias a una rueda de prensa en el ancianato Madre Teresa de Calcuta, en Mamera, en la que invitamos a medios. Gracias a esa rueda de prensa al día siguiente varios hoteles y restaurantes de Caracas se comprometieron a hacer llegar comida preparada semanalmente. Fue bonito saber que lo que hicimos no se quedó solo en la denuncia sino que permitió que ese hecho mostrara las carencias y que otras personas se sumarán hasta el día de hoy a apoyar a ese ancianato.

Los que no se rinden | Consorven: La vulnerabilidad de los derechos de los sordos va en aumento