Dr. Arrieta, tras su liberación: Todavía hay una luz en la justicia venezolana y está en su gente

Dr. Arrieta, tras su liberación: Todavía hay una luz en la justicia venezolana y está en su gente

10 septiembre, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

El cirujano maxilofacial, Williams Arrieta, minutos después de su liberación dijo no sentir odio ni resentimiento contra los funcionarios de la PNB que lo golpearon salvajemente, en una cola por la gasolina en Puerto Ordaz.

«Sentir la justicia venezolana no es tan común, pero yo sentí lo que es la justicia venezolana. Así que todavía hay una luz de la justicia en su gente. Vi del otro lado, estando en calabozos, con presos, a punta de golpes, sentimiento de odio, resentimiento y miedo, y yo no quiero eso», dijo Arrieta frente a Tribunales en Puerto Ordaz.

«Los que me agredieron lo hicieron por miedo y resentimiento; el miedo y el resentimiento que yo tuve. A los que yo critiqué y quería documentar por la administración de combustible, sepan que ellos allá están pasando roncha, la PNB, la GNB. A veces no creemos en el palacio de justicia, pero aquí llegó gente que me protegió, me dieron libertad plena y que siga haciendo lo que tenga que hacer. Yo no quiero más miedos, odios ni resentimiento, la justicia llegará a esos funcionarios y quiero que la cumplan lo más pronto posible. No quiero tener resentimiento hacia ellos, y a los presos, entendí que pasan hambre, me dieron comida cuando ni siquiera tenían para ellos, dormí en el piso y me enseñaron que todos somos iguales», agregó el odontólogo.

«No sabía lo que era la justicia, porque la injusticia es fácil, todos la conocemos, hasta en la casa, pero la libertad, no sabía lo que era la libertad hasta que no la tuve en dos días. Les pido a la gente que entienda a los que están en privativa que están sufriendo, yo si creo que Venezuela tiene que tener fe que el camino es el perdón, eliminar el resentimiento y no tener miedo», afirmó Arrieta. .

Antes de concluir Williams Arrieta pidió a los venezolanos ser solidarios ante las injusticias, al tiempo que hizo un llamado a los funcionarios policiales.

«No confundan la solidaridad con complicidad, no lo hagan, no tengan miedo, tengan fe y verdad que por estas cosas yo digo que en Venezuela todavía hay una luz», finalizó.

El maxilofacial fue detenido este miércoles, 9 de septiembre, mientras documentaba con su teléfono celular y reclamaba a la PNB el paso de vehículos a la estación que no correspondía abastecer de combustible ese día.

La golpiza que le propinaron los uniformados, durante y después de su detención, le produjeron al odontólogo traumatismo craneoencefálico, traumatismo toracoabdominal, hemartrosis de la articulación temporomandibular izquierda, fractura de costilla, fisura nasal , y politraumatismo.