Infectólogo panameño: Por cada enfermo de covid-19 puede haber entre 6…

Infectólogo panameño: Por cada enfermo de covid-19 puede haber entre 6…

6 septiembre, 2020 Desactivado Por Editor
Advertisement

Según los estudios de seroprevalencia, por cada caso detectado por el sistema de salud de un país puede haber entre 6 y 12 que fueron infectados con covid-19 y que no han sido diagnosticados, bien porque son asintomáticos o porque tuvieron una enfermedad muy leve que no ameritó ir a la atención médica, señaló Xavier Sáez-Llorens, infectólogo, jefe del departamento de enfermedades infecciosas del Hospital del Niño Doctor José Renán Esquivel de Ciudad de Panamá.

Siendo así se debería multiplicar por 6 o 10, dependiendo de la cantidad de pruebas que haga cada país, para saber más o menos el real número de infectados, explicó a El Nacional en una conversación telefónica.

“En Panamá tenemos poco más de 90.000 infectados. Si lo multiplico por 6 me da algo más de medio millón de habitantes con covid-19, lo que aquí es una cifra altísima, ya que somos 5.000.000 de habitantes”, indicó.

“En cada país se puede hacer ese ejercicio. Si se hacen muy pocas pruebas por millón de habitantes posiblemente la cifra por la que debes multiplicar es mayor, más cercano a 10 o 12”, aclaró.

Sáez-Llorens aseguró que Estados Unidos, Chile, Perú y Panamá son los países que más pruebas por millón de habitantes han hecho en la región. Subrayó que otros han realizado muy pocas, como Nicaragua, por ejemplo. “Tienen un subregistro muy alto”, recalcó.

Sáez-Llorens tiene 63 años de edad. Pediatra, es además director de investigación clínica del hospital e investigador de vacunas desde hace más de 20 años. Se formó en infectología en el UT Southwestern Medical Center de Dallas.

Medidas de bioseguridad contra el covid-19

Sáez-Llorens advirtió que todavía queda largo camino por recorrer: “Tenemos que esperar hasta que haya vacuna, que se demuestre que son seguras y que se masifiquen porque de nada vale tenerlas si la gente no se vacuna”.

Dijo que mientras no se tenga vacuna habrá que seguir con estrictas medidas de bioseguridad. “Quizás no cuarentena rigurosa, pero sí el uso de mascarillas, distanciamiento físico, lavado de manos y evitar aglomeraciones. Eso lo vamos a tener que vivir quizás por todo el año 2021”, manifestó.

En vez de una nueva normalidad habló de volver a una mejor normalidad. “Ojalá tengamos una nueva y mejor normalidad, que todos seamos solidarios con el prójimo, que nos ayudemos, que no haya tanta corrupción, que haya más inversión en educación y salud para las poblaciones humildes”, indicó.

Alertó que la pandemia desnudó la gran pobreza que hay en los países latinoamericanos y en Estados Unidos. “En los barrios pobres donde la gente vive hacinada, donde sobreviven con la informalidad laboral, donde tienen que salir porque si no se mueren de hambre, es más difícil sacar el virus. Muy distinto a Escandinavia o a algunos países de Europa o Asia en los que hay más homogeneidad social, cultural y educativa. Allí es más fácil controlar. En nuestros países no ha sido así”, aseveró.

Subrayó que nadie puede sostener una cuarentena estricta por mucho tiempo: “La gente necesita salir a ganarse el sustento diario y nuestros gobiernos no han apoyado de forma contundente con asistencia social, económica y educativa, entonces después de cierto tiempo se empiezan a incumplir las medidas sanitarias. Eso pasa sobre todo con la gente joven, que es la que trabaja. Ellos son los que después traen el covid-19 a sus casas donde están los abuelos y los padres”.

¿La inmunidad de rebaño?

Sáez-Llorens explicó en qué consiste la inmunidad de rebaño, un concepto que se ha escuchado con frecuencia y del que se ha escrito mucho en los últimos meses: “La inmunidad de rebaño básicamente es que un porcentaje de la población se llegue a infectar y el virus al no encontrar susceptibles empieza a disminuir su propagación”.

Dijo que para el covid-19 el porcentaje de infectados debe ser cercano a 70%. “A pesar de la gran cantidad de casos y muertes que han ocurrido en el continente americano cuando se hacen los estudios de seroprevalencia para saber qué porcentaje de la población ha tenido covid-19, aunque sea de forma asintomática, las cifras indican que eso anda por 15%, lo que quiere decir que para llegar a esa inmunidad de rebaño falta mucho trecho. Y si lo dejamos que sea de forma natural evidentemente vamos a tener gran cantidad de enfermos y fallecidos”, indicó.

“La estrategia ideal para llegar a la inmunidad de rebaño es a través de la vacuna. Si vacunamos 70% de la población entonces pudiéramos lograrla y salvaríamos muchas vidas humanas“, recalcó.

La vacuna

Sáez-Llorens lamentó que conseguir la vacuna contra el covid-19 se haya tornado en un asunto de hegemonía, de política, para ver qué país la saca primero: “Hay que tener cuidado con eso porque la seguridad es lo más importante. Ya la U.S. Food and Drug Administration, en Estados Unidos, la European Medicines Agency, en Europa, y la Organización Mundial de la Salud advirtieron que no hay que saltarse ninguna etapa. No hay que tomar ningún atajo”.

Explicó que sería funesto que se empezará a distribuir una vacuna que produzca eventos adversos. “Se está pidiendo a todos los fabricantes de vacunas que sean minuciosos en materia de seguridad”, recalcó.

“La mayoría de los científicos está cautelosamente optimista de que nosotros vamos a tener una vacuna segura y efectiva probablemente a finales de este año. Todavía no sabemos cuándo va a ser distribuida a los países. Quizás en nuestra región podamos tener acceso a vacunar en el 2021. La producción a gran escala seguro va tardar un poco más”, afirmó.

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!