Renzo Prieto y Gilber Caro cuentan sus duras vivencias siendo presos políticos

Renzo Prieto y Gilber Caro cuentan sus duras vivencias siendo presos políticos

2 septiembre, 2020 Desactivado Por Editor
Advertisement
Ambos diputados fueron detenidos en más de una oportunidad, protagonizaron huelgas de hambre y salieron de la cárcel tras recibir el “indulto” de Maduro

Los diputados Renzo Prieto y Gilber Caro salieron en libertad este lunes, 31 de agosto, tras recibir el “indulto” que Nicolás Maduro le dio a 110 personas, entre presos y perseguidos políticos.

Caro, quien es diputado de la Asamblea Nacional por el estado Miranda, ha sido detenido en tres ocasiones. A finales de 2019, cuando lo detuvieron en diciembre, estuvo desaparecido durante varias semanas.

Por su parte, Prieto, diputado suplente de la parlamentaria Gaby Arellano, también ha estado preso en varias oportunidades. 

Ambos diputados tienen cosas en común: hicieron huelgas de hambre, estuvieron presos en la sede del Sebin en El Helicoide, con la diferencia que en la última detención de Prieto, estuvo recluido en la sede de las FAES de La Quebradita, en Caracas.

Este martes, 2 de septiembre, a dos días de salir en de la cárcel, Renzo Prieto y Gilber Caro dieron sus testimonios en diferentes entrevistas, contando los momentos que vivieron estando presos.

Gilber Caro

Durante una entrevista ofrecida a la periodista Shirley Varnagy, el parlamentario señaló que asume el “indulto” de Maduro “desde el punto de vista humano”.

“Yo tengo una familia, tengo una hija de 14 años. Las personas tienen que ponerse en nuestros zapatos”, señaló el parlamentario.

Además, contó que tras salir de El Helicoide, al día siguiente, acudió a recibir atención médica de un gastroenterólogo. “He recibido mucho cariño por parte de las personas”, acotó.

En cuanto a su última detención, ejecutada en diciembre del año pasado, reveló algunos detalles de cómo vivió esos oscuros momentos.

“Yo estuve desde el 20 de diciembre debajo de una escalera. No podía ni estirar bien los brazos. Estaba en una situación difícil, pero tuve que respirar y pensar que yo ya había salido de cosas difíciles y estar preso no iba a ser la excepción”, dijo.

Meses más adelante, ya llegado julio, contó que hubo una etapa en la que ni siquiera tenía acceso al baño.

“Yo tenía que bañarme y hacer mis necesidades en la celda. Mientras estuve preso no tenía con quien hablar y eso para mí es trágico (…) Yo me quebraba, pero respiraba y volvía a agarrar ánimo dentro del pequeño espacio donde me encontraba”, dijo.

Ahora que está en libertad, Caro recuerda que es diputado, pero aclara que no tiene ansias de poder, ni dinero. Para él, la prioridad en este momento es estar junto a su familia.

“A mí me liberaron el lunes a las 3 pm y ni siquiera sabía que Requesens estaba en la calle. Yo no sabía nada de los indultos, a mí me tomó por sorpresa. No le deseo la cárcel a nadie. En la prisión política hay una discriminación”, sumó.

Renzo Prieto

En conversación con el periodista Sergio Novelli, Prieto contó que los últimos seis meses de su detención, cuando lo trasladaron a la sede de las FAES en La Quebradita, su experiencia fue muy distinta a cuando estuvo en El Helicoide.

“En el lugar contaban con dos celdas, de máximo 5 metros cuadrados y en la cual conviví en una sola con dos de mis compañeros tachirenses, amigos de toda la vida, que se encontraban en la ciudad de Caracas y fueron detenidos conmigo”, recordó.

Además, señaló que desde que lo llevaron a la sede de las FAES, la primera vez que salió a tomar sol fue el 15 de julio. “Terminé con una insolación por tener tanto tiempo sin salir al sol”, dijo el diputado.

Contó que en su caso particular, así como lo vivió en El Helicoide, “donde tenía dolores diariamente y no me daban medicamentos”, también ocurría en la sede de las FAES donde, según señala, estaban en el suelo. 

En el caso de Prieto, dice que durante el tiempo que estuvo detenido nunca tuvo contacto con el exterior, ni con sus familiares. Ni siquiera el día que salió en libertad pudo avisar a sus seres queridos, no hasta que salió de la cárcel.

“Para mí no es ningún indulto porque lo da un usurpador y ellos no nos tenían presos, sino secuestrados”, dijo el parlamentario sobre esta medida.

Aclaró también que desde la cárcel no sabía sobre la pronta realización de elecciones parlamentarias o que algunos diputados habían fallecidos.

Sobre una eventual participación en elecciones, dijo: “En el tema de participar o no, hay que ahondar y en lo particular ahorita actualmente diría que no por lo que he visto”.

[VIDEOS] Así comenzaron a recibir el indulto dirigentes políticos y activistas este #31Ago