Violencia a la mujer… la otra pandemia (videos)

Violencia a la mujer… la otra pandemia (videos)

6 agosto, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

La otra pandemia que está acabando con la vida de las mujeres en el mundo

Especial. Carolina Isava / Natasha Rivera.-

Además del coronavirus otra pandemia se encuentra golpeando al mundo entero con la diferencia que está cada día se expande mucho más, pero las medidas y los controles para contenerla son insuficientes.

“La pandemia en la sombra”, así cataloga la ONU la violencia doméstica que está acabando con la vida de mujeres, niñas, y adolescentes. Una situación de zozobra que lamentablemente se vive en silencio y al quedar confinadas ha empeorado exponiendo a las víctimas directamente a la muerte.

En una investigación transnacional, realizada en 21 países de habla hispana y Brasil con un equipo conformado por 36 personas, no solo de expertos en el área de violencia de género sino también periodistas de varios países en Latinoamérica y Europa, por periodistas venezolanos; Carolina Isava, Raylú Luján y Juan Carlos Colina por Venezuela, ilustradores e infógrafos bajo la coordinación de la periodista venezolana María José Martínez, que se dieron la tarea de reunir información para darle voz a todas aquellas historias de mujeres, niñas y adolescentes que han sido calladas a golpes, específicamente en tiempos de confinamiento.

Desde que las autoridades pidieron a la población quedarse en casa para evitar el contagio por el Covid-19, la vulnerabilidad, en el caso de las mujeres maltratadas, se hizo más fuerte al quedar atrapadas las 24 horas del día con su agresor en el lugar donde deberían sentirse más seguras, su hogar.

El estudio ha resaltado que, aunque las denuncias o llamadas relacionadas con violencia de género han disminuido, los casos de agresión hacia la mujer han incrementado. En total la investigación arrojó que, en los 21 países que fueron objeto de estudio, se pudo contabilizar al menos 2.403 muertes violentas durante 106 días de confinamiento.
Estos casos de violencia de género se intensificaron de forma más cruel y hostil en los sectores más empobrecidos de la población, en el caso de América Latina, porque las mujeres tienen menos vías para denunciar las agresiones.

Durante el confinamiento las víctimas se vieron afectadas por la falta de acceso a la justicia de agresores favorecidos por sus influencias en los órganos de justicia, con el fin de desestimar las causas.

También debido a que, por el confinamiento están más vigiladas por sus agresores y, por lo tanto, tienen menos oportunidades para denunciar o que otras personas puedan intervenir y brindarles algún tipo de asistencia.

Entre los casos más resaltantes, que explicaron algunas expertas que formaron parte de la investigación mediante una conferencia por Youtube, destacan México, que en los meses de marzo, abril y mayo se registraron 1641 muertes violentas de mujeres según datos del Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

De esta cifra sólo 211 fueron clasificados como feminicidios, el restante como homicidios dolosos y otros homicidios culposos. Mientras que, en Chile, sólo en los primeros tres meses de pandemia, comparado con el mismo periodo anterior, los femicidios aumentaron 107% en comparación con el 2019.

En Bolivia, los primeros 71 días de confinamiento se dieron más de 2.800 casos de violencia y 15 feminicidios en ese periodo de tiempo; mientras que, en el caso de Guatemala, se han registrado el asesinato de 54 niñas en los seis meses que lleva el año en curso.

Estos son algunos de los hallazgos que dejó esta investigación tomando en cuenta que algunos datos son aproximados y se destacan porque por lo menos están haciendo el esfuerzo de documentar con cifras esta grave situación.

Hay países como el caso de Puerto Rico, Nicaragua, Cuba y Venezuela que tienen deudas con respecto al caso y además no reconocen desde ningún punto de vista los delitos contra la mujer.

En Venezuela particularmente hubo 130 homicidios de mujeres hasta el 19 de junio, las venezolanas se enfrentan al desamparo de un Estado que no solo las pone en riesgo, sino que favorece la violencia en su contra.

De allí el exhorto que hacen a través de esta investigación a los Estados para que traten el tema de la violencia hacia la mujer como un asunto de salud pública y que se trate con la misma responsabilidad e ímpetu con la que se está abordando la pandemia del coronavirus.

Especialista y activistas de organizaciones que rechazan la violencia contra la mujer aportaron sus recomendaciones en varios aspectos como principio para ponerle fin a este flagelo,

  • Preparar el Plan de Escape
  • Reeducar a la Familia y a la Sociedad
  • Intervención de la Comunidad
  • Aceptación de la responsabilidad por parte del Estado

La abogada Cristina Conti, presidente de la organización Nueva Mujer Margarita, agrega que la sociedad debe trabajar para acortar las brechas de género desde la casa. Y esto empieza por cambiar patrones de conducta que promuevan el machismo. Lograr que los pequeños comprendan que tanto niñas como niños tienen los mismos derechos, expresó.

“Hacer entender a los varones que las hembras son sus pares e iguales y explicarles a las niñas que no todas las mujeres son víctimas y no todos los hombres son agresores”, dijo. 

El primer paso es reconocer que se está frente a una situación de violencia. La abogada Diyuly Chourio, presidente de la Fundación Vida Jurídica, recomienda a la víctima mantenerse en estado de alerta, preparar un plan de acción de seguridad y hablar sobre la situación que está atravesando con alguna amiga, familiar, vecina, allegada o persona de confianza. Además de denunciar ante los organismos de seguridad del Estado si es víctima.

Chourio resaltó que para prevenir los actos de violencia las mujeres deben entender que nada justifica la violencia y que ninguna mujer la merece. “No es normal”, resaltó.

Dentro del núcleo familiar se deben establecer valores que promuevan el respeto a la mujer, así lo señaló Jhennifer Salazar, abogada de la Universidad Central de Venezuela y especialista en violencia de género e intrafamiliar. Recalca que las niñas y niños deben crecer y ser formados en ambientes sanos y libres de violencia.

Bibi Borges, abogada y directora de la organización Centro de Justicia y Paz (Cepaz), coincide. En el hogar se debe promover información adecuada para la prevención de los diferentes tipos de violencia que existen. También hacer énfasis en la detección temprana y evitar replicar “conductas estereotipadas o estigmatizantes” en la que revictimicen a las mujeres, afirmó.

La comunidad, por su parte, debe involucrarse dentro de un sistema de corresponsabilidad social que permita prevenir la violencia contra la mujer. La psicóloga Magdymar León, coordinadora de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), aseguró que cualquier persona que esté al tanto de que en su comunidad hay un caso de violencia hacia una mujer, debe implementar todos los mecanismos necesarios que permitan resguardar su integridad.

“Cualquier miembro de la comunidad puede intervenir para detener la agresión y hacer la denuncia ante los organismos de seguridad. Igualmente brindarle refugio a la víctima si se encuentra en peligro. Es una manera de contribuir a reducir la vulnerabilidad, ya que crea en un sistema de supervivencia colectivo”, indicó.

Especialistas en violencia contra la mujer exhortan a las autoridades venezolanas a cumplir con lo establecido en la legislación que existe en esta materia, además de mejorar la actuación de los órganos policiales receptores. En especial, cuando se trate de acudir de manera inmediata para atender una denuncia y dictar una medida de protección a favor de la víctima.

Se trata de brindar apoyo legal, psicológico y social, de manera inmediata y expedita. Eso incluye disponer de casas de abrigo para mujeres, diseñar políticas públicas ampliar la actuación de las mujeres en cargos de elección popular y crear programas asertivos que permitan erradicar en su totalidad la violencia en el país.

Este exhorto busca soluciones efectivas e inmediatas por que los hechos de violencia siguen y el confinamiento por la pandemia también.

Fuente:

https://twitter.com/pandemiasilente

https://www.instagram.com/pandemiasilente/