Alfredo Díaz “El problema de la gasolina le explotó al régimen en la cara” Isla de Margarita

Alfredo Díaz “El problema de la gasolina le explotó al régimen en la cara” Isla de Margarita

30 julio, 2020 Desactivado Por César Saavedra
Advertisement

Por: Carolina Isava

A juicio de gobernador del estado Nueva Esparta el gran perdedor es el pueblo llano, que no tiene dolientes, ni los contactos políticos, ni los recursos necesarios para poder comprar gasolina en divisas extranjeras y son quienes padecen, los efectos de las malas decisiones del régimen.

Alfredo Díaz aseguró que el problema de la gasolina le explotó en la cara a los representantes del régimen, pues, por su incapacidad e ineptitud para gestionar con efectividad y transparencia, han destruido la capacidad productiva de la industria petrolera.

Díaz refirió que a esto se le suma la improvisación, el abuso de poder y los intereses politicos, que han generado en el estado Nueva Esparta, una grave y conflictiva situación ante las profundas dificultades para atender la demanda del servicio del combustible.

El mandatario regional recordó que las medidas anunciadas hasta ahora han no han sido efectivas e ineficaces para garantizar a la población neoespartana el oportuno acceso al servicio de distribución de gasolina.

Díaz aseveró que cada uno de los anuncios del gobierno de Maduro, solo han servido para generar procesos más engorrosos y complejos, los cuales, sirven de caldo de cultivo para que se desaten prácticas ilegales que estimulan la corrupción, y aseguró que el gran perdedor es el pueblo llano, el que no tiene dolientes, ni los contactos políticos, ni los recursos necesarios para poder comprar gasolina en divisas extranjeras y son quienes padecen, los efectos de las malas decisiones del régimen, más aún, cuando la excusa de la fulana «priorizacion» solo ha servido para beneficiar a los enchufados y sus familiares, algunos amigos, así como, a los que pueden pagar por el favor concedido.

Finalmente dijo que solo unos pocos tienen el privilegio de que le reconozcan su derecho a surtir su carro de gasolina, mientras que las comunidades suman otro elemento a la larga lista de problemas y sufrimientos, que padecen a causa de una mal llamada revolución.