Comercio no priorizado permanece cerrado en el estado TrujilloHéctor Rodríguez, el cuarto gobernador con covid-19Coronavirus en Sudáfrica provoca aumento del 60% de fallecimientos

Comercio no priorizado permanece cerrado en el estado TrujilloHéctor Rodríguez, el cuarto gobernador con covid-19Coronavirus en Sudáfrica provoca aumento del 60% de fallecimientos

23 julio, 2020 Desactivado Por Carolina Isava

El sector comercial del estado Trujillo, permanece cerrado en cumplimiento con los lineamientos emanados por el propio gobernador del estado Trujillo, Gral. Henry Rangel silva, quien ordenó a las autoridades militares y policiales para que hicieran cumplir el decreto de la cuarentena radical, obligando a los locales comerciales que no pertenecen al rubro de alimentos y medicinas a bajar sus santamarias desde este miércoles, en un gran operativo que hasta este jueves se ha venido cumpliendo.

El aumento de casos de Covid-19 en la entidad, hizo que el ejecutivo regional tuviera que implementar estos operativos en los 20 municipios de la entidad, colocando barreras de contención en los límites de cada uno, con el fin de restringir la circulación de vehículos y personas, a la vez que realizaron el cierre de negocios que no pertenecen a los sectores priorizados, incluyendo esta vez a los pequeños comerciantes que expenden alimentos  en locales que no están aptos para cumplir con las medidas de distanciamiento social.

Este cierre de comercios se mantiene en las ciudades de Valera, Trujillo y Boconó, mientras que se ha extendido este jueves en municipios como Escuque, Motatán y Pampán.

En la ciudad de las siete colinas permanecen abiertos los supermercados, mientras que el centro como muestran las gráficas permanecen cerrado.

Panorama diferente muestran los mercados municipales, que este jueves fueron visitados por un gran número de compradores sin cumplir con todas las medidas necesarias para evitar los contagios, siempre de alguna manera los ciudadanos buscan como adquirir sus alimentos, sin percatarse del peligro que representa, como afirmó un comprador en el Mercado Municipal, “El hambre tiene cara de perro, nos morimos de hambre o del virus”. 

Panorama